/ lunes 19 de agosto de 2019

Los efectos colaterales de la elección interna del PRI

Muchos comentarios a favor y en contra levantó la elección interna del nuevo comité directivo nacional del PRI a nivel local y en el estado de Chihuahua. Los apasionamientos de un bando y del otro permitieron conocer la verdadera cara de los delegados y operadores políticos. Desde la simulación tempranera y hasta la operación “Urna embarazada” que en algunos municipios tuvo más votos que en las elecciones constitucionales. Las mejores armas y jugadas maestras del otrora partido hegemónico jugar a diestra y siniestra. Lavaron la ropa sucia en casa, jugaron a la democracia.

Los daños colaterales son visibles. Grupos políticos que han sido desplazados, no se inmutaron en mover un solo alfiler a favor de uno u otro candidato de la contienda. Los descalificativos y denuncias de compra votos, son “peccata minuta”, es decir el menor de los males. El resultado, también es lo de menos, ganó quien sabíamos iba a ganar meses antes de los registros, meses antes del inicio de las campañas y meses antes del día de la elección. Varios medios de comunicación simplemente describían la nota como “Sin sorpresas”.

La salida de Ivonne Ortega de las filas del PRI causa una fisura interna, que deberán atender de inmediato los hombres del poder que tendrán un presupuesto cercano a los 780 millones de pesos el próximo año. El comunicado difundido a través de sus redes sociales de la ex aspirante a dirigir el PRI establece que renuncia por sus propias convicciones y a una larga trayectoria partidista de 29 años. Esta renuncia se suma a la del doctor José Narro ex rector de la UNAM que se dio meses atrás y por la misma razón, la cargada hacia “Alito”.

Los analistas de café achacan que el triunfo de Alejandro Moreno beneficia a varios personajes, uno, el principal, es a Andrés Manuel López Obrador, que acomoda sus fichas y mantendrá una estrecha relación que le permitirá el control parlamentario de congresos locales y federales. Indirectamente, Omar Bazán se sube en automático como el candidato natural a la gubernatura del estado de Chihuahua. Ya demostró que cuando quiere, puede. Por eso, sus críticas cada vez más contundentes hacia el gobernador Javier Corral, la presidenta de Chihuahua María Eugenia Campos y el alcalde de Ciudad Juárez Armando Cabada Alvídrez, principales protagonistas del 2021.

El golpeteo también trajo como consecuencia la detención de Rosario Robles. Ella pagará sin dudas el precio de la fama. Enemiga de López Obrador, sentirá en carne propia haber traicionado a su jefe en la Ciudad de México. También cayó Carlos Ahumada en Argentina, famoso por los billetes que arroparon supuestamente la campaña de candidatos de la izquierda mexicana y en el cual, se encuentran amigos cercanos al presidente Andrés Manuel López Obrador.

En conclusión, a río revuelto, ganancia de pescadores. El rey ha muerto, viva el rey. La renovación del PRI nacional ha puesto en alerta máxima a los enemigos del sistema, cuyas cabezas empiezan a rodar. Hay un reacomodo de las fuerzas políticas nacionales y los partidos políticos empiezan a reagruparse con miras al futuro inmediato. El primero de septiembre, en pleno informe del ejecutivo federal habrá manifestaciones a favor y en contra. Se medirán a una sola caída por el momento, ya que la implementación de la nueva forma de gobernar no será tan tersa como piensan quienes la quieren llevar a cabo. La luna de miel ha terminado para gobierno federal.


Muchos comentarios a favor y en contra levantó la elección interna del nuevo comité directivo nacional del PRI a nivel local y en el estado de Chihuahua. Los apasionamientos de un bando y del otro permitieron conocer la verdadera cara de los delegados y operadores políticos. Desde la simulación tempranera y hasta la operación “Urna embarazada” que en algunos municipios tuvo más votos que en las elecciones constitucionales. Las mejores armas y jugadas maestras del otrora partido hegemónico jugar a diestra y siniestra. Lavaron la ropa sucia en casa, jugaron a la democracia.

Los daños colaterales son visibles. Grupos políticos que han sido desplazados, no se inmutaron en mover un solo alfiler a favor de uno u otro candidato de la contienda. Los descalificativos y denuncias de compra votos, son “peccata minuta”, es decir el menor de los males. El resultado, también es lo de menos, ganó quien sabíamos iba a ganar meses antes de los registros, meses antes del inicio de las campañas y meses antes del día de la elección. Varios medios de comunicación simplemente describían la nota como “Sin sorpresas”.

La salida de Ivonne Ortega de las filas del PRI causa una fisura interna, que deberán atender de inmediato los hombres del poder que tendrán un presupuesto cercano a los 780 millones de pesos el próximo año. El comunicado difundido a través de sus redes sociales de la ex aspirante a dirigir el PRI establece que renuncia por sus propias convicciones y a una larga trayectoria partidista de 29 años. Esta renuncia se suma a la del doctor José Narro ex rector de la UNAM que se dio meses atrás y por la misma razón, la cargada hacia “Alito”.

Los analistas de café achacan que el triunfo de Alejandro Moreno beneficia a varios personajes, uno, el principal, es a Andrés Manuel López Obrador, que acomoda sus fichas y mantendrá una estrecha relación que le permitirá el control parlamentario de congresos locales y federales. Indirectamente, Omar Bazán se sube en automático como el candidato natural a la gubernatura del estado de Chihuahua. Ya demostró que cuando quiere, puede. Por eso, sus críticas cada vez más contundentes hacia el gobernador Javier Corral, la presidenta de Chihuahua María Eugenia Campos y el alcalde de Ciudad Juárez Armando Cabada Alvídrez, principales protagonistas del 2021.

El golpeteo también trajo como consecuencia la detención de Rosario Robles. Ella pagará sin dudas el precio de la fama. Enemiga de López Obrador, sentirá en carne propia haber traicionado a su jefe en la Ciudad de México. También cayó Carlos Ahumada en Argentina, famoso por los billetes que arroparon supuestamente la campaña de candidatos de la izquierda mexicana y en el cual, se encuentran amigos cercanos al presidente Andrés Manuel López Obrador.

En conclusión, a río revuelto, ganancia de pescadores. El rey ha muerto, viva el rey. La renovación del PRI nacional ha puesto en alerta máxima a los enemigos del sistema, cuyas cabezas empiezan a rodar. Hay un reacomodo de las fuerzas políticas nacionales y los partidos políticos empiezan a reagruparse con miras al futuro inmediato. El primero de septiembre, en pleno informe del ejecutivo federal habrá manifestaciones a favor y en contra. Se medirán a una sola caída por el momento, ya que la implementación de la nueva forma de gobernar no será tan tersa como piensan quienes la quieren llevar a cabo. La luna de miel ha terminado para gobierno federal.


lunes 24 de febrero de 2020

Un día sin mujeres

lunes 17 de febrero de 2020

Gasolina, la guerra que no termina

lunes 10 de febrero de 2020

La guerra de las gasolina

lunes 27 de enero de 2020

Los candidateables

lunes 20 de enero de 2020

Arrancadero 2020

martes 07 de enero de 2020

Propósitos de Año Nuevo

lunes 30 de diciembre de 2019

2020, año de retos

lunes 16 de diciembre de 2019

Posadas Navideñas

lunes 09 de diciembre de 2019

El nuevo ataque a las instituciones

martes 03 de diciembre de 2019

Los doce meses de AMLO

Cargar Más