/ viernes 9 de julio de 2021

Y hablando de…

Las albóndigas.

Ha de perdonar usted, pero me llegó la hora en que el editor empieza a dar carrilla con el envío de estas líneas sin haber comido y se me vino el antojo. Los árabes introdujeron la palabra al español y la forma de cocinar carne molina en bolas. Mi abuela Licha solía hacerlas tan diminutas que cabían cinco o seis en una cucharada. Hay quien las hace en caldo y otros en salsa.

En las primeras escenas de la versión de Men on Fire dirigida por Tony Scott en 2004, el protagonista (Denzel Washington) ingresa a México por una frontera custodiada por elementos en uniformes verdes y armas largas, en ese momento la escena no reflejaba la realidad de nuestro país, que se encuentran en un programa para modernizar y profesionalizar el sistema y servicio aduanero; pero fue premonitoria.

En mayo de este año el presidente López ordenó que el control de las aduanas fronterizas quede bajo mandos militares y las labores de inspección sean apoyadas (¿supervisadas?) Por elementos de la guardia nacional. Recientemente se anunció la llegada de un militar en retiro como administrador de la aduana local, y se puede observar a elementos en uniforme de camuflaje en las áreas de inspección.

La implementación de un servicio civil y profesionalizado en las aduanas es una tendencia a la que cada vez más países se suman. La función principal de que han llegado a definirse como "facilitar el tráfico de mercancías y personas entre los países", aunque ciertamente después de los eventos de una vez de septiembre de 2001, los trabajos de seguridad aumentaron la relevancia. Sin embargo, la decisión del presidente López no busca este último fin.

Para nadie es un secreto que por la frontera norte de México ingresan cantidades ingentes de armas y municiones con las que los grupos criminales someten a poblados enteros y enlutan multitud de hogares, poner en los puntos de acceso a personal que tiene formación para detectar y habilidades para asegurarlas suena bien. Pero según el presidente, el motivo principal es el conocido “combate a la corrupción”.

Con ese petate el presidente se ha permitido ir desmantelando la estructura del país: fue el argumento utilizado para centralizar la adquisición de medicamentos para el sector salud federal, lo que ha ocasionado un desabasto atroz. Ya ha sido muy comentado el caso de los niños con cáncer que no reciben sus tratamientos, plazos se fijan y se incumplen con horripilante periodicidad.

Recientemente se demostró que los medicamentos de medicamentos en las farmacias del IMSS (uno de los servicios de salud pública más existencia usada en México), había bajado del 98% en que se vieron a finales de 2018, a apenas 87% a finales de mayo , lo que ocasiona que el 13% de los derechohabientes que intentan surtir su receta en las farmacias del instituto salgan con las manos vacías. Tal vez los porcentajes no nos digan nada, pero estamos hablando de diez millones de personas que no reciben lo que merecen.

Los servicios del IMSS no son gratuitos, cada trabajador paga para recibirlos y debería recibir un trato digno, pero la salud de las personas pasa un segundo término cuando se trata de combatir la corrupción.

Nadie se opone a que se combata la corrupción, como bien lo dijo Efraín González Morfin en uno de sus memorables discursos de la campaña presidencial de 1970, “el que roba del erario no es un simple ladrón, pues no sólo obtiene un lucro indebido, sino que priva a la sociedad de los bienes y servicios que requiere para su funcionamiento. Por ello no cabe ni el perdón ni el olvido.

Sin embargo, mucho se habla del combate a la corrupción, y con este argumento se justifican las más diversas medidas, como la de cerrar los ductos que transportan gasolina y adquirir sin licitación y en el extranjero vehículos para su traslado; pero nada sabemos de la efectividad de las acciones. Salvo el caso de Emilio Lozoya, que fue detenido en España ya quien no se le ve desde su extradición, no se sabe de funcionarios de administraciones anteriores que estén enfrentando a la justicia. Nada se hace tampoco para investigar o aclarar lo muchos hechos de corrupción que ya se señalan a funcionarios de la administración actual, donde los contratos cuantiosos con empresas de reciente creación y en las que están involucrados quien los otorga son cosa de todos los días.

Ahora se ha anunciado también la creación de una distribuidora de gas LP, para modificar las desviaciones de un mercado corrompido y controladora por cuatro familias a nivel nacional. Esperemos que esta vez no salga más caro el caldo que las albóndigas.

Y hablando de albóndigas, Leticia me presumió hace ya buen rato, que ella cocina unas en chipotle que no tienen parangón, pero hasta la fecha no se me ha hecho probarlas, le voy a mandar un tupper a ver si agarra la onda y le platicó en otra oportunidad en que nos encontremos hablando de…

Las albóndigas.

Ha de perdonar usted, pero me llegó la hora en que el editor empieza a dar carrilla con el envío de estas líneas sin haber comido y se me vino el antojo. Los árabes introdujeron la palabra al español y la forma de cocinar carne molina en bolas. Mi abuela Licha solía hacerlas tan diminutas que cabían cinco o seis en una cucharada. Hay quien las hace en caldo y otros en salsa.

En las primeras escenas de la versión de Men on Fire dirigida por Tony Scott en 2004, el protagonista (Denzel Washington) ingresa a México por una frontera custodiada por elementos en uniformes verdes y armas largas, en ese momento la escena no reflejaba la realidad de nuestro país, que se encuentran en un programa para modernizar y profesionalizar el sistema y servicio aduanero; pero fue premonitoria.

En mayo de este año el presidente López ordenó que el control de las aduanas fronterizas quede bajo mandos militares y las labores de inspección sean apoyadas (¿supervisadas?) Por elementos de la guardia nacional. Recientemente se anunció la llegada de un militar en retiro como administrador de la aduana local, y se puede observar a elementos en uniforme de camuflaje en las áreas de inspección.

La implementación de un servicio civil y profesionalizado en las aduanas es una tendencia a la que cada vez más países se suman. La función principal de que han llegado a definirse como "facilitar el tráfico de mercancías y personas entre los países", aunque ciertamente después de los eventos de una vez de septiembre de 2001, los trabajos de seguridad aumentaron la relevancia. Sin embargo, la decisión del presidente López no busca este último fin.

Para nadie es un secreto que por la frontera norte de México ingresan cantidades ingentes de armas y municiones con las que los grupos criminales someten a poblados enteros y enlutan multitud de hogares, poner en los puntos de acceso a personal que tiene formación para detectar y habilidades para asegurarlas suena bien. Pero según el presidente, el motivo principal es el conocido “combate a la corrupción”.

Con ese petate el presidente se ha permitido ir desmantelando la estructura del país: fue el argumento utilizado para centralizar la adquisición de medicamentos para el sector salud federal, lo que ha ocasionado un desabasto atroz. Ya ha sido muy comentado el caso de los niños con cáncer que no reciben sus tratamientos, plazos se fijan y se incumplen con horripilante periodicidad.

Recientemente se demostró que los medicamentos de medicamentos en las farmacias del IMSS (uno de los servicios de salud pública más existencia usada en México), había bajado del 98% en que se vieron a finales de 2018, a apenas 87% a finales de mayo , lo que ocasiona que el 13% de los derechohabientes que intentan surtir su receta en las farmacias del instituto salgan con las manos vacías. Tal vez los porcentajes no nos digan nada, pero estamos hablando de diez millones de personas que no reciben lo que merecen.

Los servicios del IMSS no son gratuitos, cada trabajador paga para recibirlos y debería recibir un trato digno, pero la salud de las personas pasa un segundo término cuando se trata de combatir la corrupción.

Nadie se opone a que se combata la corrupción, como bien lo dijo Efraín González Morfin en uno de sus memorables discursos de la campaña presidencial de 1970, “el que roba del erario no es un simple ladrón, pues no sólo obtiene un lucro indebido, sino que priva a la sociedad de los bienes y servicios que requiere para su funcionamiento. Por ello no cabe ni el perdón ni el olvido.

Sin embargo, mucho se habla del combate a la corrupción, y con este argumento se justifican las más diversas medidas, como la de cerrar los ductos que transportan gasolina y adquirir sin licitación y en el extranjero vehículos para su traslado; pero nada sabemos de la efectividad de las acciones. Salvo el caso de Emilio Lozoya, que fue detenido en España ya quien no se le ve desde su extradición, no se sabe de funcionarios de administraciones anteriores que estén enfrentando a la justicia. Nada se hace tampoco para investigar o aclarar lo muchos hechos de corrupción que ya se señalan a funcionarios de la administración actual, donde los contratos cuantiosos con empresas de reciente creación y en las que están involucrados quien los otorga son cosa de todos los días.

Ahora se ha anunciado también la creación de una distribuidora de gas LP, para modificar las desviaciones de un mercado corrompido y controladora por cuatro familias a nivel nacional. Esperemos que esta vez no salga más caro el caldo que las albóndigas.

Y hablando de albóndigas, Leticia me presumió hace ya buen rato, que ella cocina unas en chipotle que no tienen parangón, pero hasta la fecha no se me ha hecho probarlas, le voy a mandar un tupper a ver si agarra la onda y le platicó en otra oportunidad en que nos encontremos hablando de…

ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 07 de octubre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

jueves 30 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 24 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 17 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

jueves 09 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 03 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 13 de agosto de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 06 de agosto de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 30 de julio de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 23 de julio de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

Cargar Más