/ viernes 6 de agosto de 2021

Y hablando de…

Los pelos de Sansón

Iba a seguirle con la numeración de la sobremesa, pero me encontré con que ya existe una columna que lleva ese nombre, y usted sabe que a mí no me gustan las broncas, así que mejor le cambié el título a este comentario, no vaya a ser el diablo, o alguno de sus vecinos.

Pero bueno, nunca falta que se engancha uno en la sobremesa y la plática se va tan larga que luego alguien manda pedir los tacos y, consumidos los mismos, se da pie a otra sobremesa. Así nos pasó, y aunque sin tacos, se nos vino la fecha de la consulta popular, y me parece propicio hablar un poco de lo ocurrido.

Como lo hablamos, Chihuahua fue el estado de menor participación en el ejercicio, sólo tres de cada cien personas acudieron a manifestar su voluntad, aunque la escasa respuesta no varió la tendencia aplastante a favor del sí. Me llama la atención que el distrito con mayor participación fue el 4, que, de los de Juárez, fue el único que perdió el partido del presidente. Por otro lado, el distrito con cabecera en Cuauhtémoc, donde el presidente había dominado las votaciones desde el 2006, fue el de participación más baja, con apenas un 1.3% de los ciudadanos en el listado nominal.

En lo que debería trascender, la consulta es intrascendente. Aunque más de seis millones de mexicanos hayan estado por la afirmativa, nada cambia. Lo dijo el mismo presidente López desde su púlpito matutino, la autoridad siempre tiene el derecho de actuar, aunque debe decirse que tiene la obligación de actuar siempre que encuentre elementos para proceder, y no puede abstenerse de hacerlo por amiguismos o pactos de impunidad.

La consulta es un tema que se le embarazada al presidente, lo prometió desde la campaña, luego echó a andar el proceso cuando solicitó a la Suprema Corte determinar la procedencia de su pregunta. Ciertamente la Corte se salió por la tangente y determinó que la pregunta del presidente no podía ser someida a consulta, y redactó por inspiración propia una inentendible e inconsecuente. no tiene reversa.

Avizorando el desdén popular, y consciente de que el ejercicio dejaría al descubierto la capacidad de movilización que su partido ha desarrollado, trató de desligarse del ejercicio desdeñándolo, anunciando que no acudiría a votar, y que de hacerlo lo haria por la negativa, lo cual sumó a la confusión de sus seguidores.

Hablando de los resultados, sólo cinco estados alcanzaron una participación de dos dígitos: Tlaxcala, Tabasco, Guerrero, CMX e Hidalgo. Los estados del pacífico, donde Morena arrasó con las gubernaturas, tuvieron participaciones por debajo de la media nacional, salvo el caso de Guerrero, tal vez todos los operadores y los ocupados en la visita a Badiraguato.

Mucho se habla sobre el costo del ejercicio, de más de quinientos millones de pesos, lo que se considera un desperdicio en un país con tantas necesidades por atender. Al respecto el presidente ha dicho que quería hacerla a la par de la elección, y culpó a sus adversarios por no haberlo permitido. Lo cierto es que la ley, que su mayoría en el congreso aprobó, no lo establece así.

Pero mire, vamos hablando de lo interesante. Hablamos antes de como la narrativa presidencial ha sido contundente en simplificar la realidad nacional en dos bandos, pobres y ricos, y en identificar la causa de la pobreza de la mayoría en la corrupción de un grupo muy reducido de personas que han actuado por mucho tiempo y al amparo de diferentes siglas en contra del interés del país.

Seguramente no hay muestra mayor del combate a la corrupción que el someter a juicio, y encarcelar, por delitos de corrupción a un expresidente, sin embargo, parece que este dulce ya no es suficientemente atractivo para buena parte de la inmensa mayoría que le dio su apoyo al presidente hace apenas tres años.

Y es que si bien es cierto los slogans son contagiosos, y repetir consignas hasta el cansancio llegan a distinguir a una persona o facción, son los hechos los que terminan convenciendo.

Mucho habla el presidente de combatir la corrupción, pero no se le ve nada concreto. Los peces gordos han sido detenidos en el extranjero (Lozoya y Cienfuegos) y liberados en México.

Las encuestas de opinión muestran que la mayoría de los mexicanos considera que la corrupción está igual o peor en esta administración que en la anterior; y según datos del INEGI, el porcentaje de mexicanos que declara haber sido víctima de un acto de corrupción ha crecido un 19% entre 2018 y 2021.

La falta de resultados parece estar deslegitimando al presidente y su causa ante los ojos de millones de mexicanos, y aunque desde su mismo púlpito matutino vuelve a lanzar bravatas a sus "adversarios" para confrontarse en el próximo ejercicio de la revocación de mandato, que parece la navaja ha tocado ya la cabeza de Sansón, y si se duerme, lo van a dejar pelado.

Desde luego que, como dicen, la baja participación en este ejercicio no pronostica lo que ocurrirá en el próximo ejercicio, y como también se dice, es una cuestión “multifactorial”, de la que todavía quedan muchos aspectos por analizar, y que si usted tiene a bien acompañarme, los abordamos en la siguiente ocasión en que nos encontremos hablando de…

Los pelos de Sansón

Iba a seguirle con la numeración de la sobremesa, pero me encontré con que ya existe una columna que lleva ese nombre, y usted sabe que a mí no me gustan las broncas, así que mejor le cambié el título a este comentario, no vaya a ser el diablo, o alguno de sus vecinos.

Pero bueno, nunca falta que se engancha uno en la sobremesa y la plática se va tan larga que luego alguien manda pedir los tacos y, consumidos los mismos, se da pie a otra sobremesa. Así nos pasó, y aunque sin tacos, se nos vino la fecha de la consulta popular, y me parece propicio hablar un poco de lo ocurrido.

Como lo hablamos, Chihuahua fue el estado de menor participación en el ejercicio, sólo tres de cada cien personas acudieron a manifestar su voluntad, aunque la escasa respuesta no varió la tendencia aplastante a favor del sí. Me llama la atención que el distrito con mayor participación fue el 4, que, de los de Juárez, fue el único que perdió el partido del presidente. Por otro lado, el distrito con cabecera en Cuauhtémoc, donde el presidente había dominado las votaciones desde el 2006, fue el de participación más baja, con apenas un 1.3% de los ciudadanos en el listado nominal.

En lo que debería trascender, la consulta es intrascendente. Aunque más de seis millones de mexicanos hayan estado por la afirmativa, nada cambia. Lo dijo el mismo presidente López desde su púlpito matutino, la autoridad siempre tiene el derecho de actuar, aunque debe decirse que tiene la obligación de actuar siempre que encuentre elementos para proceder, y no puede abstenerse de hacerlo por amiguismos o pactos de impunidad.

La consulta es un tema que se le embarazada al presidente, lo prometió desde la campaña, luego echó a andar el proceso cuando solicitó a la Suprema Corte determinar la procedencia de su pregunta. Ciertamente la Corte se salió por la tangente y determinó que la pregunta del presidente no podía ser someida a consulta, y redactó por inspiración propia una inentendible e inconsecuente. no tiene reversa.

Avizorando el desdén popular, y consciente de que el ejercicio dejaría al descubierto la capacidad de movilización que su partido ha desarrollado, trató de desligarse del ejercicio desdeñándolo, anunciando que no acudiría a votar, y que de hacerlo lo haria por la negativa, lo cual sumó a la confusión de sus seguidores.

Hablando de los resultados, sólo cinco estados alcanzaron una participación de dos dígitos: Tlaxcala, Tabasco, Guerrero, CMX e Hidalgo. Los estados del pacífico, donde Morena arrasó con las gubernaturas, tuvieron participaciones por debajo de la media nacional, salvo el caso de Guerrero, tal vez todos los operadores y los ocupados en la visita a Badiraguato.

Mucho se habla sobre el costo del ejercicio, de más de quinientos millones de pesos, lo que se considera un desperdicio en un país con tantas necesidades por atender. Al respecto el presidente ha dicho que quería hacerla a la par de la elección, y culpó a sus adversarios por no haberlo permitido. Lo cierto es que la ley, que su mayoría en el congreso aprobó, no lo establece así.

Pero mire, vamos hablando de lo interesante. Hablamos antes de como la narrativa presidencial ha sido contundente en simplificar la realidad nacional en dos bandos, pobres y ricos, y en identificar la causa de la pobreza de la mayoría en la corrupción de un grupo muy reducido de personas que han actuado por mucho tiempo y al amparo de diferentes siglas en contra del interés del país.

Seguramente no hay muestra mayor del combate a la corrupción que el someter a juicio, y encarcelar, por delitos de corrupción a un expresidente, sin embargo, parece que este dulce ya no es suficientemente atractivo para buena parte de la inmensa mayoría que le dio su apoyo al presidente hace apenas tres años.

Y es que si bien es cierto los slogans son contagiosos, y repetir consignas hasta el cansancio llegan a distinguir a una persona o facción, son los hechos los que terminan convenciendo.

Mucho habla el presidente de combatir la corrupción, pero no se le ve nada concreto. Los peces gordos han sido detenidos en el extranjero (Lozoya y Cienfuegos) y liberados en México.

Las encuestas de opinión muestran que la mayoría de los mexicanos considera que la corrupción está igual o peor en esta administración que en la anterior; y según datos del INEGI, el porcentaje de mexicanos que declara haber sido víctima de un acto de corrupción ha crecido un 19% entre 2018 y 2021.

La falta de resultados parece estar deslegitimando al presidente y su causa ante los ojos de millones de mexicanos, y aunque desde su mismo púlpito matutino vuelve a lanzar bravatas a sus "adversarios" para confrontarse en el próximo ejercicio de la revocación de mandato, que parece la navaja ha tocado ya la cabeza de Sansón, y si se duerme, lo van a dejar pelado.

Desde luego que, como dicen, la baja participación en este ejercicio no pronostica lo que ocurrirá en el próximo ejercicio, y como también se dice, es una cuestión “multifactorial”, de la que todavía quedan muchos aspectos por analizar, y que si usted tiene a bien acompañarme, los abordamos en la siguiente ocasión en que nos encontremos hablando de…

ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 07 de octubre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

jueves 30 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 24 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 17 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

jueves 09 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 03 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 13 de agosto de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 06 de agosto de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 30 de julio de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 23 de julio de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

Cargar Más