/ viernes 24 de septiembre de 2021

Y hablando de…

El especial.

La semana pasada quedé en hablarle sobre el servicio de transporte de personal para la industria maquiladora, se lo voy a cumplir, pero antes, déjeme externar mi pesar, indignación y preocupación por los lamentables hechos ocurridos el domingo pasado en la ciudad de Salamanca, Guanajuato; donde dos personas perdieron la vida al estallar un artefacto que fue entregado como “regalo” por un motociclista.

Me pesa, porque es imposible no recordar lo ocurrido hace once años en nuestra ciudad, y asociar ese hecho con la larga noche que padecimos, que no hemos podido resolver del todo, y espero nunca volvamos a vivir situaciones tan graves como las de ese entonces.

Me indigna, porque es imposible soportar la postura de los políticos en turno que pretenden tapar el sol con un dedo. Ricardo Monreal, líder de los senadores de Morena, consideró que los hechos no pueden ser clasificados como “terrorismo”, para luego decir que “pareciera una estrategia de los grupos criminales para generar este ambiente de temor y de miedo.”

¿Qué es el terrorismo entonces? Según el Código Penal Federal es cuando alguien, por cualquier “medio violento, intencionalmente realice actos… que produzcan alarma, temor o terror en la población o en un grupo o sector de ella.” Digo, o de plano ignora las leyes cuya elaboración y actualización tiene a cargo, o quiere hacerse pato, con eso de que ahora el poder lo ejerce la facción anátida.

Lo más preocupante son las declaraciones dela otra ave de poder, la que despacha en palacio nacional, quiensin medir las consecuencias lanzó un graznido y señaló “Tenemos el antecedente, eso lo ha identificado la SEDENA, se ha informado, de que en Guanajuato, más que en otras partes, de un tiempo a la fecha, han empezado a utilizar explosivos para cometer crímenes y tratar de crear terror, miedo”; ¿en serio?, ¿“más que en otras partes”?, ¿“de un tiempo a la fecha”? (suena a rola de Joan Sebastian).

Si los hechos de Salamanca eran ya preocupantes, las declaraciones del presidente las elevan a la N potencia. ¿O sea que los atentados con explosivos son frecuentes en varios lugares del país, sólo que en Guanajuato los usan más que en otros lugares? ¿O sea que las autoridades tienen conocimiento desde vaya usted a saber cuándo, pero no les es posible terminar con estos actos criminales? No, pues no me ayudes compadre; no sé si sus declaraciones puedan ser consideradas como terrorismo, pero son aterradoras.

En fin, a lo prometido.

Juárez es la ciudad que concentra más personas en la industria de transformación a nivel nacional. Quienes directamente intervienen en la transformación de productos rondan la cantidad de trescientos mil. Este tipo de industria inició sus labores en la ciudad a finales de la década de los sesenta, y desde entonces se ha vuelto más elaborada, se ha diversificado y multiplicado.

Al principio, cuando eran pocas plantas y los procesos eran sencillos, el personal vivía relativamente cerca y podía llegar por sus propios medios a laborar, incluso salir a comer y regresar. Con el tiempo los procesos fueron más complejos, se desarrollaban necesariamente en equipos, lo que requiere de la presencia de todos sus integrantes a un mismo tiempo para poder iniciar los trabajos, y con el deficiente transporte público de nuestra ciudad eso es punto menos que imposible.

Por ello se creó la figura del transporte especial de personal, con el que además se evita desviar de su ruta al transporte público de pasajeros. Esto le resuelve el problema a las empresas y sus empleados, pero ocasiona otrosa la comunidad.

En primer lugar, porque concentran en un lapso breve una gran cantidad de autobuses circulando desde todas las colonias de la ciudad a los centros de trabajo, congestionando las calles y deteriorando su estado, produciendo además una contaminación innecesaria.

Innecesaria porque el sistema es ineficiente. Piense que usted y su vecino laboran en empresas que se encuentran en el mismo parque industrial, sin embargo, cada uno debe tomar a la misma hora el autobús contratado por su empresa para recorrer una ruta similar, muchas veces sin ocupar la capacidad total del vehículo, y llegar a puntos muy cercanos. ¿No sería mejor que se fueran juntos?

Pues sí, pero a este servicio le falta sistematización. Cuando tuve un acercamiento con el tema encontré que las empresas del sector son reacias a compartir la información sobre viajes, rutas, frecuencias, número de pasajeros, etc. Hoy las herramientas tecnológicas permiten dar seguimiento no invasivo, tal vez de esa forma pueda realizarse una mejor planeación.

Debemos recordar que este es un servicio especial, y no debe sustituir a la normalidad. En algunas ciudades se autoriza una unidad para este servicio por cada tres del servicio público, en Juárez la proporción es prácticamente inversa, por cada autobús que presta servicio al público general durante toda la jornada existen tres unidades que funcionan unas cuantas horas al día, eso es un enorme desperdicio de capital, lo que a su vez resulta en un encarecimiento del servicio.

Por razones de economía, por el cuidado de la infraestructura municipal, para reducir las emisiones al ambiente y en fin, para simplificar la vida de los juarenses, urge la sistematización total del transporte de personas; una modalidad mixta que con vehículos adecuados ingrese a las colonias y traslade a las personas a los paraderos de la red municipal, y de estos los lleve a sus centros de trabajo. Reduciendo el número de vehículos y viajes, acortando recorridos y tiempos de traslado.

Como el caso del transporte de personal existen muchos otros temas de nuestra vida comunitaria de los que debemos seguir hablando de…

El especial.

La semana pasada quedé en hablarle sobre el servicio de transporte de personal para la industria maquiladora, se lo voy a cumplir, pero antes, déjeme externar mi pesar, indignación y preocupación por los lamentables hechos ocurridos el domingo pasado en la ciudad de Salamanca, Guanajuato; donde dos personas perdieron la vida al estallar un artefacto que fue entregado como “regalo” por un motociclista.

Me pesa, porque es imposible no recordar lo ocurrido hace once años en nuestra ciudad, y asociar ese hecho con la larga noche que padecimos, que no hemos podido resolver del todo, y espero nunca volvamos a vivir situaciones tan graves como las de ese entonces.

Me indigna, porque es imposible soportar la postura de los políticos en turno que pretenden tapar el sol con un dedo. Ricardo Monreal, líder de los senadores de Morena, consideró que los hechos no pueden ser clasificados como “terrorismo”, para luego decir que “pareciera una estrategia de los grupos criminales para generar este ambiente de temor y de miedo.”

¿Qué es el terrorismo entonces? Según el Código Penal Federal es cuando alguien, por cualquier “medio violento, intencionalmente realice actos… que produzcan alarma, temor o terror en la población o en un grupo o sector de ella.” Digo, o de plano ignora las leyes cuya elaboración y actualización tiene a cargo, o quiere hacerse pato, con eso de que ahora el poder lo ejerce la facción anátida.

Lo más preocupante son las declaraciones dela otra ave de poder, la que despacha en palacio nacional, quiensin medir las consecuencias lanzó un graznido y señaló “Tenemos el antecedente, eso lo ha identificado la SEDENA, se ha informado, de que en Guanajuato, más que en otras partes, de un tiempo a la fecha, han empezado a utilizar explosivos para cometer crímenes y tratar de crear terror, miedo”; ¿en serio?, ¿“más que en otras partes”?, ¿“de un tiempo a la fecha”? (suena a rola de Joan Sebastian).

Si los hechos de Salamanca eran ya preocupantes, las declaraciones del presidente las elevan a la N potencia. ¿O sea que los atentados con explosivos son frecuentes en varios lugares del país, sólo que en Guanajuato los usan más que en otros lugares? ¿O sea que las autoridades tienen conocimiento desde vaya usted a saber cuándo, pero no les es posible terminar con estos actos criminales? No, pues no me ayudes compadre; no sé si sus declaraciones puedan ser consideradas como terrorismo, pero son aterradoras.

En fin, a lo prometido.

Juárez es la ciudad que concentra más personas en la industria de transformación a nivel nacional. Quienes directamente intervienen en la transformación de productos rondan la cantidad de trescientos mil. Este tipo de industria inició sus labores en la ciudad a finales de la década de los sesenta, y desde entonces se ha vuelto más elaborada, se ha diversificado y multiplicado.

Al principio, cuando eran pocas plantas y los procesos eran sencillos, el personal vivía relativamente cerca y podía llegar por sus propios medios a laborar, incluso salir a comer y regresar. Con el tiempo los procesos fueron más complejos, se desarrollaban necesariamente en equipos, lo que requiere de la presencia de todos sus integrantes a un mismo tiempo para poder iniciar los trabajos, y con el deficiente transporte público de nuestra ciudad eso es punto menos que imposible.

Por ello se creó la figura del transporte especial de personal, con el que además se evita desviar de su ruta al transporte público de pasajeros. Esto le resuelve el problema a las empresas y sus empleados, pero ocasiona otrosa la comunidad.

En primer lugar, porque concentran en un lapso breve una gran cantidad de autobuses circulando desde todas las colonias de la ciudad a los centros de trabajo, congestionando las calles y deteriorando su estado, produciendo además una contaminación innecesaria.

Innecesaria porque el sistema es ineficiente. Piense que usted y su vecino laboran en empresas que se encuentran en el mismo parque industrial, sin embargo, cada uno debe tomar a la misma hora el autobús contratado por su empresa para recorrer una ruta similar, muchas veces sin ocupar la capacidad total del vehículo, y llegar a puntos muy cercanos. ¿No sería mejor que se fueran juntos?

Pues sí, pero a este servicio le falta sistematización. Cuando tuve un acercamiento con el tema encontré que las empresas del sector son reacias a compartir la información sobre viajes, rutas, frecuencias, número de pasajeros, etc. Hoy las herramientas tecnológicas permiten dar seguimiento no invasivo, tal vez de esa forma pueda realizarse una mejor planeación.

Debemos recordar que este es un servicio especial, y no debe sustituir a la normalidad. En algunas ciudades se autoriza una unidad para este servicio por cada tres del servicio público, en Juárez la proporción es prácticamente inversa, por cada autobús que presta servicio al público general durante toda la jornada existen tres unidades que funcionan unas cuantas horas al día, eso es un enorme desperdicio de capital, lo que a su vez resulta en un encarecimiento del servicio.

Por razones de economía, por el cuidado de la infraestructura municipal, para reducir las emisiones al ambiente y en fin, para simplificar la vida de los juarenses, urge la sistematización total del transporte de personas; una modalidad mixta que con vehículos adecuados ingrese a las colonias y traslade a las personas a los paraderos de la red municipal, y de estos los lleve a sus centros de trabajo. Reduciendo el número de vehículos y viajes, acortando recorridos y tiempos de traslado.

Como el caso del transporte de personal existen muchos otros temas de nuestra vida comunitaria de los que debemos seguir hablando de…

ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 07 de octubre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

jueves 30 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 24 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 17 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

jueves 09 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 03 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 13 de agosto de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 06 de agosto de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 30 de julio de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 23 de julio de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

Cargar Más