/ jueves 7 de octubre de 2021

Y hablando de…

Mundo jurásico.

Una de las muchas circunstancias que coincidieron para la decadencia del PRI, fue suesclerosado sistema interiorque dificultó el acceso de nuevas figuras a puestos directivos y candidaturas, lo que provocó escisiones y pérdida de talento, sobre todo del talento joven que desde el último cuarto del siglo pasado clamaba por espacios donde desarrollarse. Esto acunó el término de “dinosaurios”, para definir a la clase mandante en ese partido.En Juárez vivimos un claro ejemplo cuando, derivado de las componendas internas, ese partido llegó a postular en tres ocasiones en menos de diez años a un Tetosaurio como candidato a la alcaldía.

Montados en esa postura, y con tal de no regalarle a sus opositores tradicionales mérito alguno, el PRI estableció en sus estatutos una prohibición para que sus legisladores votaran en favor de cualquier modificación al marco de inversión en el sector energético nacional, postura que no fue suavizada sino hasta que un priísta volvió a ocupar la silla del águila.

Anteriormente hemos hablado sobre cómo las posturas y propuestas del presidente Lópezenarbolan los postulados del nacionalismo revolucionario (doctrina priísta) de los setentas. En la práctica ha hecho hasta lo ilegal para impedir el ejercicio de los derechos de particulares de incursionar en el campo energético, revocando incluso de manera arbitraria autorizaciones concedidas para importar gasolina, con finalidad de restringir las opciones y obligar al consumo de la que produce PEMEX, que por cierto, importa el sesenta por ciento de los combustibles que nos vende.

Su más reciente fracaso en materia de hidrocarburos fue la invención del “Gas Bienestar”, que introdujo con la intención de regular los precios en el mercado de gas LP (el que se vende en tanques). De entrada se mostró incapaz de satisfacer la demanda, y hoy día está resultando más caro que el ofertado por los distribuidores privados, a pesar del apoyo oficial.

Antes le dio una mordida a la competencia del sector eléctrico modificando la ley para obligar a las empresas a tener como proveedor principal a la costosa y obsoleta CFE. Hoy pretende convertir al litio(elemento indispensable para la fabricación y funcionamiento de las baterías recargables) en un patrimonio exclusivo de la ineficiente burocracia y sus líderes sindicales.

La propuesta de reforma eléctrica que el presidente ha enviado al congreso es tan avariciosa que prácticamente impediría a una persona colocar páneles solares en su casa y generar electricidad para su propio consumo. No sólo es antieconómica, es antiecológica y obligaría a los mexicanos a comprar electricidad de fuentes contaminantes violando los tratados internacionales que México ha suscrito en materia de cambio climático.

En cuanto a la regulación de las inversiones en el sector, el marco propuesto rompe con el reciente acuerdo comercial firmado con EE. UU. y Canadá, lo que haría a nuestro país sujeto de sanciones económicas. Los legisladores americanos ya han advertido al presidente López sobre su incumplimiento del acuerdo que él mismo negoció y firmó, por lo que no resulta recomendable para México seguir por ese camino.

La buena noticia es que la bancada presidencial en el congreso no alcanza la mayoría calificada requerida para una reforma de esa categoría. Sin embargo, el PRI no ha mostrado una postura firme sobre la misma. Esperemos que no lo invada una impronta jurásica y reviva la nostalgia setentera, y le den al traste a nuestro futuro energético.

También le platico, recientemente estuve hablando con René sobre la propuesta de incrementar el impuesto estatal sobre nóminas para pasarlo del tres al cinco por ciento, vale la pena hablar un poco de ello. El empleador más grande del estado es la industria de exportación, la que a pesar de requerir de los servicios de las autoridades locales les cubre contraprestaciones por escasos rubros. El impuesto sobre nóminas es uno, ubico el predial y el derecho de alumbrado, pero no más.

Como si la industria no requiriera de calles y carreteras para transportar materiales y empleados, hay que considerarlas necesidades de estos últimos.Cuando una empresa se instala aquí atrae personas que vienen de otros lugares a laborar, y ellas demandan servicios: generan basura, necesitan vigilancia, quieren un parque cercano, y circular por calles iluminadas y sin baches. La atención de esos servicios difícilmente se compensa con los impuestos locales que pagan las industrias.

Ciertamente aumentar el impuesto aumenta los costos, pero también es cierto que en esa industria la mano de obra no es el mayor componente del costo de producción. Eso quedó demostrado en 2019 cuando por decreto se aumentó el salario mínimo en la franja fronteriza, que provocó el aumento en cascada de todos los salarios de la industria.

Confío en que la clase directiva de esa industria asuma su papel como chihuahuenses, vean por el bien común y encuentren la mejor manera de contribuir al desarrollo y sostenimiento de la infraestructura local y del estado. Es posible que alguna que otra empresa no pueda soportar el incremento y busque otro lugar para sus operaciones, pero serán precisamente las más sensibles al costo del servicio personal, las que pagan menores salarios, y esas no le convienen a Juárez ni a Chihuahua. Necesitamos las que crean y mantienen empleos bien pagados y son conscientes y solidarias con el entorno.

Y hablando de solidaridad, escuché también la propuesta de desaparecer la contribución al Fondo del Empresariado Chihuahuense, ojalá no se llegue a tal despropósito. Dicha contribuciónse estableció hace casi treinta años por gestión del propio sector empresarial para atender los rezagos sociales, como una prevención de lo que ocurría en el sur del país. Vale la pena ahondar un poco más en sus beneficios en una próxima ocasión en que nos encontremos hablando de…

Mundo jurásico.

Una de las muchas circunstancias que coincidieron para la decadencia del PRI, fue suesclerosado sistema interiorque dificultó el acceso de nuevas figuras a puestos directivos y candidaturas, lo que provocó escisiones y pérdida de talento, sobre todo del talento joven que desde el último cuarto del siglo pasado clamaba por espacios donde desarrollarse. Esto acunó el término de “dinosaurios”, para definir a la clase mandante en ese partido.En Juárez vivimos un claro ejemplo cuando, derivado de las componendas internas, ese partido llegó a postular en tres ocasiones en menos de diez años a un Tetosaurio como candidato a la alcaldía.

Montados en esa postura, y con tal de no regalarle a sus opositores tradicionales mérito alguno, el PRI estableció en sus estatutos una prohibición para que sus legisladores votaran en favor de cualquier modificación al marco de inversión en el sector energético nacional, postura que no fue suavizada sino hasta que un priísta volvió a ocupar la silla del águila.

Anteriormente hemos hablado sobre cómo las posturas y propuestas del presidente Lópezenarbolan los postulados del nacionalismo revolucionario (doctrina priísta) de los setentas. En la práctica ha hecho hasta lo ilegal para impedir el ejercicio de los derechos de particulares de incursionar en el campo energético, revocando incluso de manera arbitraria autorizaciones concedidas para importar gasolina, con finalidad de restringir las opciones y obligar al consumo de la que produce PEMEX, que por cierto, importa el sesenta por ciento de los combustibles que nos vende.

Su más reciente fracaso en materia de hidrocarburos fue la invención del “Gas Bienestar”, que introdujo con la intención de regular los precios en el mercado de gas LP (el que se vende en tanques). De entrada se mostró incapaz de satisfacer la demanda, y hoy día está resultando más caro que el ofertado por los distribuidores privados, a pesar del apoyo oficial.

Antes le dio una mordida a la competencia del sector eléctrico modificando la ley para obligar a las empresas a tener como proveedor principal a la costosa y obsoleta CFE. Hoy pretende convertir al litio(elemento indispensable para la fabricación y funcionamiento de las baterías recargables) en un patrimonio exclusivo de la ineficiente burocracia y sus líderes sindicales.

La propuesta de reforma eléctrica que el presidente ha enviado al congreso es tan avariciosa que prácticamente impediría a una persona colocar páneles solares en su casa y generar electricidad para su propio consumo. No sólo es antieconómica, es antiecológica y obligaría a los mexicanos a comprar electricidad de fuentes contaminantes violando los tratados internacionales que México ha suscrito en materia de cambio climático.

En cuanto a la regulación de las inversiones en el sector, el marco propuesto rompe con el reciente acuerdo comercial firmado con EE. UU. y Canadá, lo que haría a nuestro país sujeto de sanciones económicas. Los legisladores americanos ya han advertido al presidente López sobre su incumplimiento del acuerdo que él mismo negoció y firmó, por lo que no resulta recomendable para México seguir por ese camino.

La buena noticia es que la bancada presidencial en el congreso no alcanza la mayoría calificada requerida para una reforma de esa categoría. Sin embargo, el PRI no ha mostrado una postura firme sobre la misma. Esperemos que no lo invada una impronta jurásica y reviva la nostalgia setentera, y le den al traste a nuestro futuro energético.

También le platico, recientemente estuve hablando con René sobre la propuesta de incrementar el impuesto estatal sobre nóminas para pasarlo del tres al cinco por ciento, vale la pena hablar un poco de ello. El empleador más grande del estado es la industria de exportación, la que a pesar de requerir de los servicios de las autoridades locales les cubre contraprestaciones por escasos rubros. El impuesto sobre nóminas es uno, ubico el predial y el derecho de alumbrado, pero no más.

Como si la industria no requiriera de calles y carreteras para transportar materiales y empleados, hay que considerarlas necesidades de estos últimos.Cuando una empresa se instala aquí atrae personas que vienen de otros lugares a laborar, y ellas demandan servicios: generan basura, necesitan vigilancia, quieren un parque cercano, y circular por calles iluminadas y sin baches. La atención de esos servicios difícilmente se compensa con los impuestos locales que pagan las industrias.

Ciertamente aumentar el impuesto aumenta los costos, pero también es cierto que en esa industria la mano de obra no es el mayor componente del costo de producción. Eso quedó demostrado en 2019 cuando por decreto se aumentó el salario mínimo en la franja fronteriza, que provocó el aumento en cascada de todos los salarios de la industria.

Confío en que la clase directiva de esa industria asuma su papel como chihuahuenses, vean por el bien común y encuentren la mejor manera de contribuir al desarrollo y sostenimiento de la infraestructura local y del estado. Es posible que alguna que otra empresa no pueda soportar el incremento y busque otro lugar para sus operaciones, pero serán precisamente las más sensibles al costo del servicio personal, las que pagan menores salarios, y esas no le convienen a Juárez ni a Chihuahua. Necesitamos las que crean y mantienen empleos bien pagados y son conscientes y solidarias con el entorno.

Y hablando de solidaridad, escuché también la propuesta de desaparecer la contribución al Fondo del Empresariado Chihuahuense, ojalá no se llegue a tal despropósito. Dicha contribuciónse estableció hace casi treinta años por gestión del propio sector empresarial para atender los rezagos sociales, como una prevención de lo que ocurría en el sur del país. Vale la pena ahondar un poco más en sus beneficios en una próxima ocasión en que nos encontremos hablando de…

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 26 de noviembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

jueves 25 de noviembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 12 de noviembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 05 de noviembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

jueves 07 de octubre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

jueves 30 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 24 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 17 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

jueves 09 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 03 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

Cargar Más