/ domingo 25 de abril de 2021

Paul Young y Bradley Jersack encaran los demonios internos en La Cabaña

La señal, una nueva novela co-creada en colaboración con el también escritor Bradley Jersack

Catorce años después del lanzamiento de su aclamada obra La cabaña, la cual ha vendido más de 25 millones de copias en todo el mundo, el autor canadiense Paul Young presenta La señal, una nueva novela co-creada en colaboración con el también escritor Bradley Jersack, quien se desempeñó como pastor durante 20 años, hasta que una crisis interna lo llevó a abandonar esa actividad.

Ambos se conocieron en persona hace cuatro años, pero habían seguido el trabajo del otro durante 11 años, por lo que conjuntar sus visiones les resultó muy sencillo. En este texto reflexionan sobre los momentos de catarsis del ser humano, algo que consideran cobra mucha relevancia en estos tiempos.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Representa toda la sociedad, necesitamos curarnos. Representa todas las decisiones que tomamos y todo el daño, es un gran viaje para nosotros como seres humanos, tenemos que hacerlo de manera global”, declaró Paul. “Sería maravilloso si recobráramos nuestros sentidos y pidiéramos ayuda, pero es hasta que algo explota, un evento catastrófico, que finalmente nos detenemos un poco. La pandemia ha hecho eso para muchas personas, les ha dado una invitación para detenerse, recalibrar e imaginar su vida”.

La novela sigue la lucha de un pastor atormentado por su pasado, y tras un incidente en su iglesia, es llevado a un hospital psiquiátrico. Durante su estadía se ve obligado a enfrentar sus emociones y sus errores, y emprende un turbulento viaje interno para encontrar su propia redención.

Aunque este personaje no está basado específicamente en ninguno de ellos, los autores confesaron que en algún punto de sus vidas vivieron en carne propia una batalla similar, por lo que reconocen lo difícil que es enfrentarnos, y eventualmente perdonarnos, a nosotros mismos, y para sanar debemos reconocer nuestras propias fallas y así encontraremos la respuesta.

“Cuando era pastor trabajamos con gente muy rota, y hubo un punto en el que esta ruptura me abrumó a mí, y expuso mis propias fallas. Mi corazón quería afecto, no importa lo que yo hiciera para obtenerlo nunca lo lograba, era como un hoyo negro, casi destruye mi vida y mi matrimonio. No había manera de que pudiera liderar una iglesia cuando estaba así de roto, así que me alejé", compartió Bradley.

Uno de los factores que ambos consideran ha dañado a la sociedad actual son las redes sociales, ya que éstas provocan en las personas una constante necesidad de mostrarse como seres perfectos ante el mundo, y eso los lleva a construir un personaje y olvidarse por completo de su verdadero yo.

Los autores lanzan una invitación a sus lectores para de vez en cuando quitarse las máscaras, y ver qué hay dentro de sí mismos, pues están convencidos de que esa es la única manera en que el ser humano se va a aceptar y reconciliar consigo mismo.

“A otras personas constantemente les estamos diciendo que valen mucho y los amamos, pero en la sombra de nuestra propia oscuridad nos atacamos. Nos decimos que no valemos nada, que somos perdedores", subrayó Paul. "Cuando basamos nuestra identidad en las opiniones de otras personas es una batalla perdida. A veces tenemos que escuchar la voz dentro de nosotros”, finalizó.

Catorce años después del lanzamiento de su aclamada obra La cabaña, la cual ha vendido más de 25 millones de copias en todo el mundo, el autor canadiense Paul Young presenta La señal, una nueva novela co-creada en colaboración con el también escritor Bradley Jersack, quien se desempeñó como pastor durante 20 años, hasta que una crisis interna lo llevó a abandonar esa actividad.

Ambos se conocieron en persona hace cuatro años, pero habían seguido el trabajo del otro durante 11 años, por lo que conjuntar sus visiones les resultó muy sencillo. En este texto reflexionan sobre los momentos de catarsis del ser humano, algo que consideran cobra mucha relevancia en estos tiempos.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Representa toda la sociedad, necesitamos curarnos. Representa todas las decisiones que tomamos y todo el daño, es un gran viaje para nosotros como seres humanos, tenemos que hacerlo de manera global”, declaró Paul. “Sería maravilloso si recobráramos nuestros sentidos y pidiéramos ayuda, pero es hasta que algo explota, un evento catastrófico, que finalmente nos detenemos un poco. La pandemia ha hecho eso para muchas personas, les ha dado una invitación para detenerse, recalibrar e imaginar su vida”.

La novela sigue la lucha de un pastor atormentado por su pasado, y tras un incidente en su iglesia, es llevado a un hospital psiquiátrico. Durante su estadía se ve obligado a enfrentar sus emociones y sus errores, y emprende un turbulento viaje interno para encontrar su propia redención.

Aunque este personaje no está basado específicamente en ninguno de ellos, los autores confesaron que en algún punto de sus vidas vivieron en carne propia una batalla similar, por lo que reconocen lo difícil que es enfrentarnos, y eventualmente perdonarnos, a nosotros mismos, y para sanar debemos reconocer nuestras propias fallas y así encontraremos la respuesta.

“Cuando era pastor trabajamos con gente muy rota, y hubo un punto en el que esta ruptura me abrumó a mí, y expuso mis propias fallas. Mi corazón quería afecto, no importa lo que yo hiciera para obtenerlo nunca lo lograba, era como un hoyo negro, casi destruye mi vida y mi matrimonio. No había manera de que pudiera liderar una iglesia cuando estaba así de roto, así que me alejé", compartió Bradley.

Uno de los factores que ambos consideran ha dañado a la sociedad actual son las redes sociales, ya que éstas provocan en las personas una constante necesidad de mostrarse como seres perfectos ante el mundo, y eso los lleva a construir un personaje y olvidarse por completo de su verdadero yo.

Los autores lanzan una invitación a sus lectores para de vez en cuando quitarse las máscaras, y ver qué hay dentro de sí mismos, pues están convencidos de que esa es la única manera en que el ser humano se va a aceptar y reconciliar consigo mismo.

“A otras personas constantemente les estamos diciendo que valen mucho y los amamos, pero en la sombra de nuestra propia oscuridad nos atacamos. Nos decimos que no valemos nada, que somos perdedores", subrayó Paul. "Cuando basamos nuestra identidad en las opiniones de otras personas es una batalla perdida. A veces tenemos que escuchar la voz dentro de nosotros”, finalizó.

Juárez

Identifican a 58 migrantes con estancia irregular en Chihuahua

El Instituto Nacional de Migración informó que durante el pasado viernes 15 de octubre, en todo el país identificaron a mil 957 migrantes con estancia irregular en el país

Chihuahua

Vacunación a menores con comorbilidades será del 19 al 30 de octubre

Los padres de familia al momento de llevar a los infantes, tendrán que presentar su resumen clínico que indique la enfermedad que presentan

Juárez

Chuecos: negocio millonario que nadie puede controlar

"Acudan a agencias establecidas y no vayan con los coyotes" Nora Yu

Cuauhtémoc

Entrega delegado de Bienestar apoyo económico a escuela de Cuauhtémoc

En los últimos dos años han sido beneficiadas 23 escuelas de la región ubicadas en 8 municipios de la zona serrana

Delicias

Recogen más de diez toneladas de basura electrónica

El volumen de basura electrónica, fue mayor a lo recabado en las dos campañas anteriores, en cada una de las cuales se reunieron diez toneladas de desechos

Delicias

Se capacitan mandos policíacos en Delicias

Directores y mandos policíacos de seis municipios de la región recibieron esta semana una capacitación por parte del Instituto para la Seguridad y la Democracia A. C, con la finalidad de coadyuvar a la implementación del programa “Centinela Chihuahua”

Delicias

Abrirán panteones aún con semáforo amarillo en Delicias

Se redoblarán las medidas de seguridad para disminuir el riesgo de contagios

Cuauhtémoc

“Cuauhtémoc Libre de Drogas”; programa de prevención de adicciones

En los últimos dos años se ha disparado el uso del cristal entre personas de entre 15 y 25 años de edad