/ jueves 28 de diciembre de 2017

Luis Pimentel y Sebastián Torre buscarán afianzarse en La Plaza México

La primera corrida del año 2018 que se realizará en la Plaza México estará integrada por una terna de rejoneadores

La primera corrida del año 2018 que se realizará en la Plaza México estará integrada por una terna de rejoneadores, en la cual, los de menor rodaje, a consecuencia, del poco tiempo que tienen en activo, son el tlaxcalteca Luis Pimentel y el potosino Sebastián Torre. Estos alternarán el lunes primero de enero a partir de las 16:30 horas, con el experimentado Emiliano Gamero, en el marco de la séptima corrida de la Temporada Grande, donde se lidiará un encierro de la ganadería jalisciense San Marcos. Previo al festejo, ESTO conversó con Pimentel y Torre, mientas cada cual se encontraba en diversas ganaderías, lidiando toros a puerta cerrada, como parte de la recta final de su  preparación.

Luis Pimentel tiene en este compromiso, la impronta de su presentación en el máximo coso del país. Este hombre, nacido en Huamantla, Tlaxcala, ve en ello, un avance importante  en su trayectoria que dio inicio cuando tomó la decisión de torear a caballo. Tras sortear diversos obstáculos recibió la alternativa en la plaza de su tierra, en agosto de 2015. Su padrino fue Horacio Casas y el testigo Emiliano Gamero. De entonces a la fecha ha participado en 25 corridas, de las cuales, 16 se han desarrollado a lo largo de este año.

De entre esas fechas, el cavaleiro destacó los resultados artísticos que obtuvo el día de su doctorado, así como su paso por la corrida en Val’Quirico, Puebla, “donde puede alternar con el maestro Pablo Hermoso de Mendoza, lo cual, fue un orgullo para mí, ya que en mis inicios estuve a su servicio”, afirmó.

“Todo el trabajo que he hecho desde que decidí ser rejoneador es el mismo; lo mismo, si voy a torear a una plaza modesta que a una monumental; aunque claro que me hace gran ilusión  presentarme en la Plaza México,  pero, mi entrenamiento, mi disciplina y las diez horas que monto cada día son las mismas, porque cada tarde en un ruedo, hay que subir un peldaño que hace un todo en mi profesión”, dijo Luis Pimentel que únicamente se despegó de la estricta rutina para atender la llamada de esta casa editorial.

Manifestó que a La México llevará una cuadra formada por nueve caballos, a razón de: dos para salida; cinco para banderillas y dos para matar.

El rejoneador tlaxcalteca  adelantó que vestirá para esa tarde trascendental en su profesión, con un traje corto a la usanza española, “voy a torear a la Plaza México con las ganas de levantar la mano para ser figura del toreo”, señaló e invitó al publico a acudir a presenciar el festejo en el máximo coso del país, “ya que se trata de una corrida muy importante para el futuro de los rejoneadores mexicanos”, sentenció.

Sebastián Torre, ha toreado en dos ocasiones previas en el coso metropolitano. Participó en dichos festejos, en los albores de su trayectoria, esto en 2014 y 2015. Ayer se encontraba en el campo bravo de Jalisco, concretamente en la dehesa San Mateo, ganadería madre de la cabaña mexicana, y en línea directa de San Marcos, de donde procederá el encierro que se lidiará en dicha corrida. Al filo del medio día, este rejoneador potosino, se adentró en la lidia de un par de toros para terminar de poner a punto su cuadra.

En su naciente carrera taurina ha sumado 36 festejos, aunque el grueso de ellos, correspondió a las dos temporadas anteriores. En este año, ha tomado parte en sólo seis eventos taurinos, de entre los cuales, considera que sus mejores actuaciones fueron en la Feria de Villa  Nueva, Zacatecas, así como en el serial de de San Luis Potosí y desde luego, el buen papel que hizo a mediados de abril, durante la presentación en México de Guillermo Hermoso de Mendoza, en San Miguel de Allende, Guanajuato.

La primera corrida del año 2018 que se realizará en la Plaza México estará integrada por una terna de rejoneadores, en la cual, los de menor rodaje, a consecuencia, del poco tiempo que tienen en activo, son el tlaxcalteca Luis Pimentel y el potosino Sebastián Torre. Estos alternarán el lunes primero de enero a partir de las 16:30 horas, con el experimentado Emiliano Gamero, en el marco de la séptima corrida de la Temporada Grande, donde se lidiará un encierro de la ganadería jalisciense San Marcos. Previo al festejo, ESTO conversó con Pimentel y Torre, mientas cada cual se encontraba en diversas ganaderías, lidiando toros a puerta cerrada, como parte de la recta final de su  preparación.

Luis Pimentel tiene en este compromiso, la impronta de su presentación en el máximo coso del país. Este hombre, nacido en Huamantla, Tlaxcala, ve en ello, un avance importante  en su trayectoria que dio inicio cuando tomó la decisión de torear a caballo. Tras sortear diversos obstáculos recibió la alternativa en la plaza de su tierra, en agosto de 2015. Su padrino fue Horacio Casas y el testigo Emiliano Gamero. De entonces a la fecha ha participado en 25 corridas, de las cuales, 16 se han desarrollado a lo largo de este año.

De entre esas fechas, el cavaleiro destacó los resultados artísticos que obtuvo el día de su doctorado, así como su paso por la corrida en Val’Quirico, Puebla, “donde puede alternar con el maestro Pablo Hermoso de Mendoza, lo cual, fue un orgullo para mí, ya que en mis inicios estuve a su servicio”, afirmó.

“Todo el trabajo que he hecho desde que decidí ser rejoneador es el mismo; lo mismo, si voy a torear a una plaza modesta que a una monumental; aunque claro que me hace gran ilusión  presentarme en la Plaza México,  pero, mi entrenamiento, mi disciplina y las diez horas que monto cada día son las mismas, porque cada tarde en un ruedo, hay que subir un peldaño que hace un todo en mi profesión”, dijo Luis Pimentel que únicamente se despegó de la estricta rutina para atender la llamada de esta casa editorial.

Manifestó que a La México llevará una cuadra formada por nueve caballos, a razón de: dos para salida; cinco para banderillas y dos para matar.

El rejoneador tlaxcalteca  adelantó que vestirá para esa tarde trascendental en su profesión, con un traje corto a la usanza española, “voy a torear a la Plaza México con las ganas de levantar la mano para ser figura del toreo”, señaló e invitó al publico a acudir a presenciar el festejo en el máximo coso del país, “ya que se trata de una corrida muy importante para el futuro de los rejoneadores mexicanos”, sentenció.

Sebastián Torre, ha toreado en dos ocasiones previas en el coso metropolitano. Participó en dichos festejos, en los albores de su trayectoria, esto en 2014 y 2015. Ayer se encontraba en el campo bravo de Jalisco, concretamente en la dehesa San Mateo, ganadería madre de la cabaña mexicana, y en línea directa de San Marcos, de donde procederá el encierro que se lidiará en dicha corrida. Al filo del medio día, este rejoneador potosino, se adentró en la lidia de un par de toros para terminar de poner a punto su cuadra.

En su naciente carrera taurina ha sumado 36 festejos, aunque el grueso de ellos, correspondió a las dos temporadas anteriores. En este año, ha tomado parte en sólo seis eventos taurinos, de entre los cuales, considera que sus mejores actuaciones fueron en la Feria de Villa  Nueva, Zacatecas, así como en el serial de de San Luis Potosí y desde luego, el buen papel que hizo a mediados de abril, durante la presentación en México de Guillermo Hermoso de Mendoza, en San Miguel de Allende, Guanajuato.

Local

Protestas y peticiones en visita de AMLO a Juárez

La visita del presidente de México será el próximo viernes

Local

Culpan senadores a CONAGUA por conflicto por las presas

Realizaron un recorrido por la presa de la boquilla

Deportes

Paola Nevárez gana su tercera competencia al hilo

La Barrileada 2020 se llevó a cabo el fin de semana

Deportes

Sin mucho tiempo para corregir

Apenas se recupera Bravos de la derrota en casa ante Atlas y ya debe pensar en Xolos

Local

Protestas y peticiones en visita de AMLO a Juárez

La visita del presidente de México será el próximo viernes

Sociedad

Penal Puente Grande ya estaba subutilizado

Desde julio y agosto, el Gobierno federal comenzó con el traslado de presos al penal de Buenavista