/ jueves 30 de julio de 2020

Países del T-MEC vigilarán el uso de mano de obra infantil

Se podría determinar el cierre de las fronteras a los productos provenientes de empresas que violan la Ley Federal del Trabajo en esta materia

En el marco de nuevo Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), los países integrantes reforzarán la vigilancia en torno al uso de mano de obra infantil o forzosa, que puede determinar el cierre de las fronteras a los productos provenientes de empresas que violan la Ley Federal del Trabajo en esta materia y en lo relacionado con la libertad y el respeto de los derechos laborales.

Suscríbete aquí para ver la edición impresa de manera digital de El Heraldo de Juárez

Así lo señaló Alejandro Encinas Nájera, titular del área de Política Laboral y Relaciones Institucionales, de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del Gobierno de la República, durante la conferencia virtual promovida por el gobierno estatal este miércoles.

El funcionario explicó que dentro del T-MEC resalta varios aspectos como el mecanismo de solución de controversias y el de respuesta rápida, que se incluye en los anexos del capítulo 31 del documento.

Explicó que en lo que fue el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), ya se observaban algunas de estas modificaciones que vienen a respaldar el respeto al derecho de los trabajadores a afiliarse libremente a un sindicato y a que se respeten sus derechos.

Aunque ya ha existido en diversos aspectos relacionados con el comercio internacional, se pone especial énfasis en lo que refiere al uso de mano de obra infantil y forzada que ocurre en algunos países, agregó.

En el caso concreto del T-MEC Estados Unidos ha puesto especial interés en lo que ocurre en México, porque tradicionalmente se ha sabido del trabajo de niños y adolescentes en empresas y, sobre todo, en labores del campo, indicó.

De acuerdo con lo establecido se definen condiciones que pueden llegar a la aplicación de cuotas arancelarias que pueden encarecer la exportación a Estados Unidos de productos relacionados con empresas u organizaciones que violen lo establecido en materia laboral, destacó.

Pero igual que ocurre entre Estados Unidos o Canadá y nuestro país, México tiene el derecho de exigir lo mismo en lo que se refiere a sus contrapartes, puntualizó.

Por ejemplo, dijo, esto da pie para exigir que se respeten los derechos laborales de nuestros compatriotas que laboran en empresas estadounidenses.

Porque el T-MEC compromete no solo a nuestro país, también a los otros firmantes.

Recalcó que lo establecido en el T-MEC, hace mucho tiempo que está contemplado en la Ley Federal del Trabajo y los patrones lo único que tienen que hacer es cumplir, para evitar que sus exportaciones sean frenadas y se apliquen sanciones.

Te recomendamos:

En el marco de nuevo Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), los países integrantes reforzarán la vigilancia en torno al uso de mano de obra infantil o forzosa, que puede determinar el cierre de las fronteras a los productos provenientes de empresas que violan la Ley Federal del Trabajo en esta materia y en lo relacionado con la libertad y el respeto de los derechos laborales.

Suscríbete aquí para ver la edición impresa de manera digital de El Heraldo de Juárez

Así lo señaló Alejandro Encinas Nájera, titular del área de Política Laboral y Relaciones Institucionales, de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del Gobierno de la República, durante la conferencia virtual promovida por el gobierno estatal este miércoles.

El funcionario explicó que dentro del T-MEC resalta varios aspectos como el mecanismo de solución de controversias y el de respuesta rápida, que se incluye en los anexos del capítulo 31 del documento.

Explicó que en lo que fue el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), ya se observaban algunas de estas modificaciones que vienen a respaldar el respeto al derecho de los trabajadores a afiliarse libremente a un sindicato y a que se respeten sus derechos.

Aunque ya ha existido en diversos aspectos relacionados con el comercio internacional, se pone especial énfasis en lo que refiere al uso de mano de obra infantil y forzada que ocurre en algunos países, agregó.

En el caso concreto del T-MEC Estados Unidos ha puesto especial interés en lo que ocurre en México, porque tradicionalmente se ha sabido del trabajo de niños y adolescentes en empresas y, sobre todo, en labores del campo, indicó.

De acuerdo con lo establecido se definen condiciones que pueden llegar a la aplicación de cuotas arancelarias que pueden encarecer la exportación a Estados Unidos de productos relacionados con empresas u organizaciones que violen lo establecido en materia laboral, destacó.

Pero igual que ocurre entre Estados Unidos o Canadá y nuestro país, México tiene el derecho de exigir lo mismo en lo que se refiere a sus contrapartes, puntualizó.

Por ejemplo, dijo, esto da pie para exigir que se respeten los derechos laborales de nuestros compatriotas que laboran en empresas estadounidenses.

Porque el T-MEC compromete no solo a nuestro país, también a los otros firmantes.

Recalcó que lo establecido en el T-MEC, hace mucho tiempo que está contemplado en la Ley Federal del Trabajo y los patrones lo único que tienen que hacer es cumplir, para evitar que sus exportaciones sean frenadas y se apliquen sanciones.

Te recomendamos:

Local

Protestas y peticiones en visita de AMLO a Juárez

La visita del presidente de México será el próximo viernes

Local

Culpan senadores a CONAGUA por conflicto por las presas

Realizaron un recorrido por la presa de la boquilla

Deportes

Paola Nevárez gana su tercera competencia al hilo

La Barrileada 2020 se llevó a cabo el fin de semana

Deportes

Sin mucho tiempo para corregir

Apenas se recupera Bravos de la derrota en casa ante Atlas y ya debe pensar en Xolos

Local

Protestas y peticiones en visita de AMLO a Juárez

La visita del presidente de México será el próximo viernes

Sociedad

Penal Puente Grande ya estaba subutilizado

Desde julio y agosto, el Gobierno federal comenzó con el traslado de presos al penal de Buenavista