/ martes 10 de mayo de 2022

La serie británica Heartstopper conquista al público juvenil

La serie británica es el último fenómeno viral que ha conquistado al público juvenil en el mundo

Después de las vacaciones de verano, Charlie Spring (Joe Locke) regresa a clases. En un nuevo ciclo escolar le toca compartir pupitre con Nick Nelson, un chico pelirrojo, el más popular de la escuela gracias a sus habilidades en el rugby.

Bastaron unos segundos para que Charlie quedara flechado, sin embargo, hay algo que le impide soñar que entre los dos puede nacer una relación, que Nick (Kit Connor) es heterosexual, o al menos eso es lo que en un inicio cree.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Aún no tiene ni un mes de haberse estrenado, pero la serie británica Heartstopper ya se ha viralizado, incluso ha permanecido en el top ten de lo más visto en Netflix en las últimas semanas.

La historia de dos chicos adolescentes que entablan una amistad, pero que poco a poco se va convirtiendo en un romance totalmente inesperado ha conquistado a muchos espectadores.

A diferencia de otras series juveniles como Euphoria o Élite, ésta no ahonda en relaciones sexuales o drogas, al contrario, muestra a adolescentes (con actores de esa edad) descubriéndose a sí mismos, defendiendo su identidad, lidiando contra las críticas, el bullying y destaca el soporte que reciben de sus amigos, así como de la familia.

El proyecto está basado en las novelas gráficas de Alice Oseman, de hecho, gracias a su popularidad, la plataforma apostó por crear la serie; la escritora estuvo involucrada en el proceso de adaptación, guion y supervisó el proceso de producción.

En sólo ocho capítulos de 30 minutos se cuenta el surgimiento de la relación entre los protagonistas; la reacción que tienen los amigos y el entorno.

En el primer episodio también se aborda la relación tóxica que Charlie mantiene con Ben Hope (Sebastian Croft), se ven a escondidas para evitar que señalen a Ben como gay, dentro del instituto.

La química entre Nick y Charlie ha convencido tanto que algunos internautas se han cuestionado sobre la sexualidad de Connor, esto luego de saber que Locke es parte de la comunidad gay. A través de twitter, el actor de 18 años se expresó.

“Twitter es tan gracioso, hombre. Aparentemente, algunas personas aquí saben más de mi sexualidad que yo”, escribió Connor.

La diversidad se encuentra inmersa dentro de la trama ya que, aderezado al romance juvenil, también está el personaje de Elle Argent, interpretado por la actriz trans Yasmin Finney y donde justamente en la ficción describe el bullying que sufre una chica trans sólo por ser diferente; por otro lado se encuentra Kizzy Edgell de género no binario, que, a través de su personaje de Darcy recrea una historia de amor con Tara (Corinna Brown).

Una de las sorpresas fue la participación de la actriz Olivia Colman, ganadora de un Oscar en 2019 por su trabajo en La favorita y quien en la trama encarna a Sarah Nelson, madre de Nick; ella no sólo acepta a su hijo por quien es, sino que lo apoya en cada decisión tomada.

William Gao, Cormac Hyde-Corrin, Tobie Donovan y Rhea Norwood completan el elenco. Euros Lyn se desenvuelve como director y Zorana Piggott como productora; la música corre a cargo de Adiescar Chase.

De acuerdo con la escritora, en esta primera temporada se abordan las primeras dos entregas que creó, de los cuatro que son. Se prevé que para el último trimestre del año la quinta entrega de la historia esté disponible.

Su objetivo, según ha comentado anteriormente es concientizar sobre la naturalidad de las cosas, dejar de ser un tema tabú todo lo relacionado con la comunidad LGBT+ y abrir las puertas a la tolerancia.

A través de redes sociales, los internautas han destacado la importancia de la serie, en la que los homosexuales no son motivo de burla o chiste, como se representaba años atrás; incluso también señalaron que representa aquella historia que muchos hubieran querido tener cuando tenían esa edad.

También puntualizan que es importante hablar de temas que afectan a muchos jóvenes como la depresión, los traumas, las relaciones familiares y la dependencia.

Aún se desconoce si existirá una segunda temporada, las cuales abordarían los tomos tres y cuatro de la escritora, en estos, los trastornos alimenticios y la salud mental de Charlie serían parte fundamental de la historia.

Después de las vacaciones de verano, Charlie Spring (Joe Locke) regresa a clases. En un nuevo ciclo escolar le toca compartir pupitre con Nick Nelson, un chico pelirrojo, el más popular de la escuela gracias a sus habilidades en el rugby.

Bastaron unos segundos para que Charlie quedara flechado, sin embargo, hay algo que le impide soñar que entre los dos puede nacer una relación, que Nick (Kit Connor) es heterosexual, o al menos eso es lo que en un inicio cree.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Aún no tiene ni un mes de haberse estrenado, pero la serie británica Heartstopper ya se ha viralizado, incluso ha permanecido en el top ten de lo más visto en Netflix en las últimas semanas.

La historia de dos chicos adolescentes que entablan una amistad, pero que poco a poco se va convirtiendo en un romance totalmente inesperado ha conquistado a muchos espectadores.

A diferencia de otras series juveniles como Euphoria o Élite, ésta no ahonda en relaciones sexuales o drogas, al contrario, muestra a adolescentes (con actores de esa edad) descubriéndose a sí mismos, defendiendo su identidad, lidiando contra las críticas, el bullying y destaca el soporte que reciben de sus amigos, así como de la familia.

El proyecto está basado en las novelas gráficas de Alice Oseman, de hecho, gracias a su popularidad, la plataforma apostó por crear la serie; la escritora estuvo involucrada en el proceso de adaptación, guion y supervisó el proceso de producción.

En sólo ocho capítulos de 30 minutos se cuenta el surgimiento de la relación entre los protagonistas; la reacción que tienen los amigos y el entorno.

En el primer episodio también se aborda la relación tóxica que Charlie mantiene con Ben Hope (Sebastian Croft), se ven a escondidas para evitar que señalen a Ben como gay, dentro del instituto.

La química entre Nick y Charlie ha convencido tanto que algunos internautas se han cuestionado sobre la sexualidad de Connor, esto luego de saber que Locke es parte de la comunidad gay. A través de twitter, el actor de 18 años se expresó.

“Twitter es tan gracioso, hombre. Aparentemente, algunas personas aquí saben más de mi sexualidad que yo”, escribió Connor.

La diversidad se encuentra inmersa dentro de la trama ya que, aderezado al romance juvenil, también está el personaje de Elle Argent, interpretado por la actriz trans Yasmin Finney y donde justamente en la ficción describe el bullying que sufre una chica trans sólo por ser diferente; por otro lado se encuentra Kizzy Edgell de género no binario, que, a través de su personaje de Darcy recrea una historia de amor con Tara (Corinna Brown).

Una de las sorpresas fue la participación de la actriz Olivia Colman, ganadora de un Oscar en 2019 por su trabajo en La favorita y quien en la trama encarna a Sarah Nelson, madre de Nick; ella no sólo acepta a su hijo por quien es, sino que lo apoya en cada decisión tomada.

William Gao, Cormac Hyde-Corrin, Tobie Donovan y Rhea Norwood completan el elenco. Euros Lyn se desenvuelve como director y Zorana Piggott como productora; la música corre a cargo de Adiescar Chase.

De acuerdo con la escritora, en esta primera temporada se abordan las primeras dos entregas que creó, de los cuatro que son. Se prevé que para el último trimestre del año la quinta entrega de la historia esté disponible.

Su objetivo, según ha comentado anteriormente es concientizar sobre la naturalidad de las cosas, dejar de ser un tema tabú todo lo relacionado con la comunidad LGBT+ y abrir las puertas a la tolerancia.

A través de redes sociales, los internautas han destacado la importancia de la serie, en la que los homosexuales no son motivo de burla o chiste, como se representaba años atrás; incluso también señalaron que representa aquella historia que muchos hubieran querido tener cuando tenían esa edad.

También puntualizan que es importante hablar de temas que afectan a muchos jóvenes como la depresión, los traumas, las relaciones familiares y la dependencia.

Aún se desconoce si existirá una segunda temporada, las cuales abordarían los tomos tres y cuatro de la escritora, en estos, los trastornos alimenticios y la salud mental de Charlie serían parte fundamental de la historia.

Policiaca

Masacran a 4 empleados de una estación de radio

Trascendió que uno de los fallecidos era un locutor de esa empresa llamado Alán González

Juárez

Exigen empresarios de Juárez acciones contra violencia

El Consejo Coordinador Empresarial manifestó su indignación y preocupación ante los hechos violentos ocurridos este jueves

Chihuahua

UACH suspende cursos en Ciudad Juárez ante ola de violencia

Luego de lo diferentes atentados y ataques mortales que han ocurrido en Ciudad Juárez, la universidad suspendió un curso de inducción que se llevaría a cabo este viernes

Cultura

My Life with the Thrill Kill Kult: El arte de salirse con la suya

A propósito del relanzamiento del disco más popular de esta banda, platicamos con sus integrantes, dos personajes que reconocen que su sonido podría sonar viejo, pero afirman: ¿Qué no lo es actualmente?

Mundo

Jóvenes sucumben al fentanilo

La crisis de opiáceos en Estados Unidos ha alcanzado cifras sin precedentes, con más de 80 mil muertes por sobredosis tan solo en 2021

Cultura

Cuestionario Proust: Alan Anaya

Las personas vivas a las que más admira son su madre, su padre y Kanye West

Círculos

Disfrutan de una noche llena de brillo, lujo y sabor

Se lleva a cabo la séptima edición de la tradicional Mystic Party en la Riviera Maya

Gossip

Finalistas de La Academia 20 años comparten sus planes si ganan

Los cinco finalistas de La Academia 20 años comparten que, de ganar el millón de pesos, invertirán en sus estudios y en proyectos personales

Gossip

En serie, muestran a los héroes de la tragedia del huracán Katrina

El guionista y productor Carlton Cuse considera que hacer una producción basada en una tragedia real es un reto mayúsculo