/ lunes 6 de abril de 2020

Desde niña acude a Catedral en Domingo de Ramos y este año no fue la excepción

Yolanda Soto, de 83 años, se sentó con su rosario a rezar frente al templo; por dos horas estuvo esperando que iniciara la misa

Eran pasadas las 10:00 de la mañana cuando llegó la señora Yolanda Soto, de 83 años a la Catedral, en una mano cargaba un ramo de palmas y en la otra un rosario; se sentó en una banca frente a la iglesia y comenzó a rezar como cada año solía hacerlo, aunque esta vez, de manera muy atípica.

RECIBE GRATIS EL NEWSLETTER DE EL HERALDO DE JUÁREZ DIRECTO A TU EMAIL; DA CLIC PARA SUSCRÍBIRTE

La tradición que le inculcó su abuela, quien la crió, la llevó a ser una fiel creyente y por ende, a asistir cada domingo a misa, en especial en aquellas fechas como Semana Santa.

Sin embargo, por primera ocasión todo fue distinto a cómo era cada año que ella asistía a bendecir su palma en el Domingo de Ramos, pues ahora le tocaría rezar y pedir a Dios desde afuera de la iglesia en una pequeña banca de cemento que da a la jardinera de la Plaza de Armas en la zona Centro.

Yolanda relató cómo cada año acostumbraba a llegar desde tiempo antes de que diera inicio la misa, puesto que, para poder alcanzar un lugar dentro del templo era muy difícil, se hacían largas filas de feligreses, los cuales ahora hicieron falta.

“Estamos muy tristes, nunca había pasado esto, hace falta la gente vendiendo los ramos, la gente formada para llegar al sagrario, hizo falta que el sacerdote hiciera su parte”, señaló.

Contó que desde pequeña, sus ojos siempre solían ver una multitud de personas a los alrededores de la Catedral, ofreciendo palmas, imágenes de algún santo o alguna veladora, ahora por primera vez, su ojos vieron algo distinto, unos alrededores solos, poca gente caminando, pasándose de largo la iglesia y solo algunas tres personas esperando que alguien saliera a bendecirles su ramo.

Dieron las 12:00 del día, y Yolanda aún seguía en la misma banca esperando a que diera inicio la misa, la cual solía oficiar el obispo José Guadalupe Torres, cada domingos en la Catedral, pero esto nunca pasó, pues ya se había anunciado que la misa se llevaría a cabo a puerta cerrada y solo sería transmitida por televisión abierta o por Radio Guadalupana.

Pero la fe, costumbre y creencia, hacía permanecer a Yolanda allí, con su ramo, el cual era del año pasado, pues si bien, este año no pudo conseguir otro, además de que ella había escuchado que podría volver a poner la misma palma.

“Tenemos que ajustarnos a lo que estamos viviendo, yo le pido a Dios que él me cuide y me cuida, espero que esto de la pandemia pronto termine para volver a entrar a la casa de Dios”, expresó.

Hay que recordar, que hace unos días el padre Eduardo Hayen, párroco de la Catedral, informó que las misas correspondientes a Semana Santa y toda actividad celebrativa, se llevarían a cabo a puerta cerrada, con la finalidad de erradicar y no contribuir a la propagación de la pandemia de Covid-19.

Te recomendamos:

Eran pasadas las 10:00 de la mañana cuando llegó la señora Yolanda Soto, de 83 años a la Catedral, en una mano cargaba un ramo de palmas y en la otra un rosario; se sentó en una banca frente a la iglesia y comenzó a rezar como cada año solía hacerlo, aunque esta vez, de manera muy atípica.

RECIBE GRATIS EL NEWSLETTER DE EL HERALDO DE JUÁREZ DIRECTO A TU EMAIL; DA CLIC PARA SUSCRÍBIRTE

La tradición que le inculcó su abuela, quien la crió, la llevó a ser una fiel creyente y por ende, a asistir cada domingo a misa, en especial en aquellas fechas como Semana Santa.

Sin embargo, por primera ocasión todo fue distinto a cómo era cada año que ella asistía a bendecir su palma en el Domingo de Ramos, pues ahora le tocaría rezar y pedir a Dios desde afuera de la iglesia en una pequeña banca de cemento que da a la jardinera de la Plaza de Armas en la zona Centro.

Yolanda relató cómo cada año acostumbraba a llegar desde tiempo antes de que diera inicio la misa, puesto que, para poder alcanzar un lugar dentro del templo era muy difícil, se hacían largas filas de feligreses, los cuales ahora hicieron falta.

“Estamos muy tristes, nunca había pasado esto, hace falta la gente vendiendo los ramos, la gente formada para llegar al sagrario, hizo falta que el sacerdote hiciera su parte”, señaló.

Contó que desde pequeña, sus ojos siempre solían ver una multitud de personas a los alrededores de la Catedral, ofreciendo palmas, imágenes de algún santo o alguna veladora, ahora por primera vez, su ojos vieron algo distinto, unos alrededores solos, poca gente caminando, pasándose de largo la iglesia y solo algunas tres personas esperando que alguien saliera a bendecirles su ramo.

Dieron las 12:00 del día, y Yolanda aún seguía en la misma banca esperando a que diera inicio la misa, la cual solía oficiar el obispo José Guadalupe Torres, cada domingos en la Catedral, pero esto nunca pasó, pues ya se había anunciado que la misa se llevaría a cabo a puerta cerrada y solo sería transmitida por televisión abierta o por Radio Guadalupana.

Pero la fe, costumbre y creencia, hacía permanecer a Yolanda allí, con su ramo, el cual era del año pasado, pues si bien, este año no pudo conseguir otro, además de que ella había escuchado que podría volver a poner la misma palma.

“Tenemos que ajustarnos a lo que estamos viviendo, yo le pido a Dios que él me cuide y me cuida, espero que esto de la pandemia pronto termine para volver a entrar a la casa de Dios”, expresó.

Hay que recordar, que hace unos días el padre Eduardo Hayen, párroco de la Catedral, informó que las misas correspondientes a Semana Santa y toda actividad celebrativa, se llevarían a cabo a puerta cerrada, con la finalidad de erradicar y no contribuir a la propagación de la pandemia de Covid-19.

Te recomendamos:

Local

Fiscalía de la Mujer ha sido deficiente en investigaciones de feminicidios

Opinan organizaciones civiles como Hijas de su Maquilera Madre y la Red Mesa de Mujeres

Gossip

Edith Encala tendrá nuevo disco con temas románticos

Va a incluir temas de Ana Gabriel, Armando Manzanero, Don Roberto Cantoral, Marco Antonio Solís, Chico Novarro y Bruno Danzza

Local

Comercios se preparan para el Día del Padre

Sobre la avenida 16 de Septiembre ya ofrecen mandiles personalizados

Sociedad

Interceptan cargamento de precursores químicos para fentanilo provenientes de China

Los químicos se encontraban dentro de un contenedor que transportaba costales de jabón en polvo

Sociedad

SCJN pospone análisis de inhabilitación perpetua de funcionarios por corrupción

Un ministro de la Corte propuso que la llamada "muerte civil" es inconstitucional, pues se afecta la dignidad de la persona

Gossip

Edith Encala tendrá nuevo disco con temas románticos

Va a incluir temas de Ana Gabriel, Armando Manzanero, Don Roberto Cantoral, Marco Antonio Solís, Chico Novarro y Bruno Danzza

Futbol

Iniciaron las pruebas de Covid-19 en Cruz Azul

El grupo celeste asistió a las pruebas médicas de manera personal, escalonada y sólo la mitad del equipo

Gossip

Oscar Trejo y el regional mexicano

La carrea de este joven como exponente del sierreño-norteño le he dejado un sinfín de satisfacciones y experiencias que ha ido acumulando

Sociedad

Necesario enfocarse en la economía social ante la crísis sanitaria: Mario Delgado

El diputado sostuvo que la fragilidad que muestran las estructuras económicas basadas en unos cuantos ganadores es brutal