/ lunes 19 de abril de 2021

Reciben trabajadores agrícolas la vacuna contra el Covid-19

Fueron al menos 63 trabajadores agrícolas, mismos que no habían sido tomados en cuenta para ser vacunados contra el Covid-19

El Paso.- Al menos 63 trabajadores agrícolas que no habían sido tomados en cuenta para ser vacunados contra el Covid-19, fueron inmunizados gracias a las gestiones del Centro de Trabajadores Agrícolas, además de otro grupo de voluntarios y personal de la organización.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Parral y Juárez directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

El líder de la organización, Carlos Marentes dijo que ya fueron vacunados 63 trabajadores agrícolas, otro grupo trabajadores de apoyo al Centro y personal que trabaja para la asociación, así como el mismo que ya recibió la vacuna contra el Covid-19.

“Logramos que nos vacunaran a un grupo de 63 trabajadores agrícolas, además incluimos otro grupo que trabaja con nosotros y personal voluntario, y yo también me vacuné'', reveló el líder agrícola, Carlos Marentes.

Marentes señaló que se aplicó la dosis de la vacuna contra el Covid-19, sin ningún problema ni efectos físicos serios, y lo hizo hasta que estuvo seguro que mucha gente a su alrededor y que incluía a las y a los trabajadores agrícolas que también iban a ser vacunados.

“Así que escribo estos pensamientos no tanto para presumir de que ya me vacuné, sino para animar a mis amigas y a mis amigos a que lo hagan en cuanto tengan acceso a la vacuna, quiero empezar diciendo que no fue cosa del otro mundo, como mucha gente piensa y se preocupa”, comentó Marentes.

El presidente y director del Centro, relató cómo las vacunas han sido parte de su vida desde tuvo uso de razón, de hecho, las vacunas han sido parte de la vida de la mayoría de las y los mexicanos, desde infancia se vacunaba contra la viruela, poliomielitis, tuberculosis, y muchas otras enfermedades contagiosas.

El líder contó que todavía se le nota la pústula que es el lugar del brazo izquierdo donde siempre lo han vacunado, recuerda que de pequeños se les llevaba a los centros de salud para vacunarlos, y contaban con una cartilla y si acaso les faltan vacunas, en la misma escuela se las aplicaban.

Durante el Programa Bracero, que estuvo en vigencia de 1942 a 1964, los braceros eran vacunados contra la viruela antes de entregarles sus permisos para laborar en los campos agrícolas de este país, también dijo recordar vagamente, que para cruzar de Ciudad Juárez a El Paso había que tener ciertas vacunas obligatorias.

“Muchos meses antes de la vacuna contra el COVID-19 había recibido la de en contra la gripe tal y como lo he estado haciendo durante muchos años. Este “flu shot” no evita que de todos modos agarre la gripa en la temporada de influenza, pero no me tumba y me saca de circulación por varias agónicas semanas como ocurría antes de empezar a vacunarme”, comentó Marentes sobre la vacuna contra la Influenza.

“También me he puesto vacunas cuando he tenido que viajar fuera del país. En una ocasión tuve que ir a Mali y era obligatorio tener la vacuna contra la fiebre amarilla. Me la aplicaron en el antiguo edificio del Departamento de Salud en la calle Campbell, unos compitas que trabajaban con un grupo que creo que se llamaba ProAction, o algo así. En esa ocasión, el requisito de la tarjeta de la vacuna contra la fiebre amarilla (la tarjeta del mismo color) me pareció como un acto autoritario y racista del Norte (EU y Europa) que estigmatizaba a la población africana”, dijo Marente.

El líder relató que el viaje a Mali pasaba por Francia, pero años después, cuando una compañera de él se contagió en Zimbabue que la puso al borde de la muerte, con un doloroso sufrimiento de varios meses, comprendió la importancia de la vacuna como una cuestión claramente de salud pública.

En el caso de la aplicación de la vacuna del COVID-19, es obvio que el riesgo del contagio no desaparece por el hecho de estar vacunados, ahora se tiene que cuidar de los que no lo han hecho y que probablemente no lo van a hacer.

Así mismo, no hay que descuidarse, se deben seguir las reglas más elementales de prevención y protección, por el propio bien pero principalmente por el bien de las y los demás, incluidas las familias y de la gente cercana a uno como persona, dijo el líder agrícola.

“Mucha gente no se ha vacunado y no se va a vacunar por varias razones. Esto es preocupante porque la vacuna es una esperanza para sobrevivir a esta pandemia. Estoy convencido de que muchas de los fallecimientos que ha habido en la familia y en nuestros círculos cercanos no hubieran pasado si la vacuna hubiera tenido un desarrollo más temprano”, dijo finalmente Carlos Marentes

Se perdieron muchos meses para enfrentar la pandemia y el resultado actual, en Estados Unidos es de casi 600 mil muertes por la pandemia, afirmó Marentes.

TE PUEDE INTERESAR:

El Paso.- Al menos 63 trabajadores agrícolas que no habían sido tomados en cuenta para ser vacunados contra el Covid-19, fueron inmunizados gracias a las gestiones del Centro de Trabajadores Agrícolas, además de otro grupo de voluntarios y personal de la organización.

➡️ Recibe las noticias más relevantes de Chihuahua, Parral y Juárez directo a tu correo electrónico. ¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

El líder de la organización, Carlos Marentes dijo que ya fueron vacunados 63 trabajadores agrícolas, otro grupo trabajadores de apoyo al Centro y personal que trabaja para la asociación, así como el mismo que ya recibió la vacuna contra el Covid-19.

“Logramos que nos vacunaran a un grupo de 63 trabajadores agrícolas, además incluimos otro grupo que trabaja con nosotros y personal voluntario, y yo también me vacuné'', reveló el líder agrícola, Carlos Marentes.

Marentes señaló que se aplicó la dosis de la vacuna contra el Covid-19, sin ningún problema ni efectos físicos serios, y lo hizo hasta que estuvo seguro que mucha gente a su alrededor y que incluía a las y a los trabajadores agrícolas que también iban a ser vacunados.

“Así que escribo estos pensamientos no tanto para presumir de que ya me vacuné, sino para animar a mis amigas y a mis amigos a que lo hagan en cuanto tengan acceso a la vacuna, quiero empezar diciendo que no fue cosa del otro mundo, como mucha gente piensa y se preocupa”, comentó Marentes.

El presidente y director del Centro, relató cómo las vacunas han sido parte de su vida desde tuvo uso de razón, de hecho, las vacunas han sido parte de la vida de la mayoría de las y los mexicanos, desde infancia se vacunaba contra la viruela, poliomielitis, tuberculosis, y muchas otras enfermedades contagiosas.

El líder contó que todavía se le nota la pústula que es el lugar del brazo izquierdo donde siempre lo han vacunado, recuerda que de pequeños se les llevaba a los centros de salud para vacunarlos, y contaban con una cartilla y si acaso les faltan vacunas, en la misma escuela se las aplicaban.

Durante el Programa Bracero, que estuvo en vigencia de 1942 a 1964, los braceros eran vacunados contra la viruela antes de entregarles sus permisos para laborar en los campos agrícolas de este país, también dijo recordar vagamente, que para cruzar de Ciudad Juárez a El Paso había que tener ciertas vacunas obligatorias.

“Muchos meses antes de la vacuna contra el COVID-19 había recibido la de en contra la gripe tal y como lo he estado haciendo durante muchos años. Este “flu shot” no evita que de todos modos agarre la gripa en la temporada de influenza, pero no me tumba y me saca de circulación por varias agónicas semanas como ocurría antes de empezar a vacunarme”, comentó Marentes sobre la vacuna contra la Influenza.

“También me he puesto vacunas cuando he tenido que viajar fuera del país. En una ocasión tuve que ir a Mali y era obligatorio tener la vacuna contra la fiebre amarilla. Me la aplicaron en el antiguo edificio del Departamento de Salud en la calle Campbell, unos compitas que trabajaban con un grupo que creo que se llamaba ProAction, o algo así. En esa ocasión, el requisito de la tarjeta de la vacuna contra la fiebre amarilla (la tarjeta del mismo color) me pareció como un acto autoritario y racista del Norte (EU y Europa) que estigmatizaba a la población africana”, dijo Marente.

El líder relató que el viaje a Mali pasaba por Francia, pero años después, cuando una compañera de él se contagió en Zimbabue que la puso al borde de la muerte, con un doloroso sufrimiento de varios meses, comprendió la importancia de la vacuna como una cuestión claramente de salud pública.

En el caso de la aplicación de la vacuna del COVID-19, es obvio que el riesgo del contagio no desaparece por el hecho de estar vacunados, ahora se tiene que cuidar de los que no lo han hecho y que probablemente no lo van a hacer.

Así mismo, no hay que descuidarse, se deben seguir las reglas más elementales de prevención y protección, por el propio bien pero principalmente por el bien de las y los demás, incluidas las familias y de la gente cercana a uno como persona, dijo el líder agrícola.

“Mucha gente no se ha vacunado y no se va a vacunar por varias razones. Esto es preocupante porque la vacuna es una esperanza para sobrevivir a esta pandemia. Estoy convencido de que muchas de los fallecimientos que ha habido en la familia y en nuestros círculos cercanos no hubieran pasado si la vacuna hubiera tenido un desarrollo más temprano”, dijo finalmente Carlos Marentes

Se perdieron muchos meses para enfrentar la pandemia y el resultado actual, en Estados Unidos es de casi 600 mil muertes por la pandemia, afirmó Marentes.

TE PUEDE INTERESAR:

Local

Migrante sobrevive en un subterráneo en Juárez tras haber sido deportado

El señor de 54 años, nació en un rancho llamado “Los Carrizales”, en el estado de Veracruz, sin embargo, ante la pobreza que hay, decidió ir en busca del sueño americano

Villa Ahumada

Reconoce PC primera vez que están totalmente equipados

"Llegó y de inmediato entro en acción unidad de rescate y tijeras de la vida"

Villa Ahumada

Reconoce PC primera vez que están totalmente equipados

"Llegó y de inmediato entro en acción unidad de rescate y tijeras de la vida"

Local

Migrante sobrevive en un subterráneo en Juárez tras haber sido deportado

El señor de 54 años, nació en un rancho llamado “Los Carrizales”, en el estado de Veracruz, sin embargo, ante la pobreza que hay, decidió ir en busca del sueño americano

Gossip

Jobs de la mano con Onmedia Records

Ahora Jobs manifiesta que se va a dedicar de lleno a promoverlo por sus redes sociales y espera entrar también de lleno en las plataformas digitales

Local

Capta Banco de Sangre baja en las donaciones

De acuerdo con las cifras que proporcionó, en el mes de marzo se captaron 680 donadores, en abril bajó a 554 y en lo que va de mayo se llevan 404 donadores

Política

Cuatroté impulsa obras en municipios morenistas

Entre los proyectos destacan la construcción y renovación de campos de beisbol en los municipios de Balancán, Jalpa de Méndez y Cunduacán