/ lunes 11 de junio de 2018

Aspirantes a la presidencia utilizan las redes sociales para persuadir

Según el INEGI, 59% de los 120 millones de mexicanos tiene acceso a internet; 60 millones interactúa con ellas

Con el crecimiento de la influencia de las redes sociales entre los mexicanos, era cuestión de que los candidatos las tomaran más en cuenta de cara a los comicios. Por eso, quienes buscan la Presidencia gastan más en propaganda vía internet que en medios tradicionales, con la esperanza de convencer a más ciudadanos de que voten por ellos.

En México, 59% de los 120 millones de sus habitantes tiene acceso a internet, según cifras del INEGI; de estos cibernautas, 60 millones son usuarios de redes sociales, pero su mayor uso es la de interactuar con personas con sus mismos intereses.

Este número de personas, buena parte de ellos con credencial para votar o en su caso, menores de edad con el poder de incidir en el voto de adultos cercanos, es un buen público objetivo de los candidatos. Miguel Jarquín, académico de la Universidad.

La Salle especialista en redes sociales, indicó que parte de la migración de las redes sociales por parte de los candidatos es debido a que se dieron cuenta de que en éstas se rompe el esquema tradicional rígido de la radio y televisión.

En primera instancia, permite al candidato emitir propaganda “divertida” que es más fácil le interese al ciudadano, con temas que se manejan desde los equipos de propaganda de los partidos, pero el problema es que a diferencia de radio o televisión, estos mensajes se salen de control.

Es tanta la importancia de las redes sociales, que no quedó fuera del foco de las autoridades electorales. El Instituto Nacional Electoral las usó para recabar la opinión de los ciudadanos para las preguntas del tercer debate presidencial, recibiendo más de 11 mil propuestas.

Estos cambios en la dinámica de la comunicación se ven en los gastos de la mayoría de los candidatos. Así, José Antonio Meade Kuribreña ha gastado 34.4 millones de pesos en publicidad por Internet, equivalente a 19.2% del gasto total que lleva reportado ante el INE.

Ricardo Anaya sigue la misma estrategia, pues ha invertido 63.8 millones de pesos en propaganda en internet, por tan sólo 4.8 millones para la producción de anuncios en radio y televisión. Con estas cifras, destinó 29% de los 219 millones que lleva erogados en publicidad en internet.

Con el crecimiento de la influencia de las redes sociales entre los mexicanos, era cuestión de que los candidatos las tomaran más en cuenta de cara a los comicios. Por eso, quienes buscan la Presidencia gastan más en propaganda vía internet que en medios tradicionales, con la esperanza de convencer a más ciudadanos de que voten por ellos.

En México, 59% de los 120 millones de sus habitantes tiene acceso a internet, según cifras del INEGI; de estos cibernautas, 60 millones son usuarios de redes sociales, pero su mayor uso es la de interactuar con personas con sus mismos intereses.

Este número de personas, buena parte de ellos con credencial para votar o en su caso, menores de edad con el poder de incidir en el voto de adultos cercanos, es un buen público objetivo de los candidatos. Miguel Jarquín, académico de la Universidad.

La Salle especialista en redes sociales, indicó que parte de la migración de las redes sociales por parte de los candidatos es debido a que se dieron cuenta de que en éstas se rompe el esquema tradicional rígido de la radio y televisión.

En primera instancia, permite al candidato emitir propaganda “divertida” que es más fácil le interese al ciudadano, con temas que se manejan desde los equipos de propaganda de los partidos, pero el problema es que a diferencia de radio o televisión, estos mensajes se salen de control.

Es tanta la importancia de las redes sociales, que no quedó fuera del foco de las autoridades electorales. El Instituto Nacional Electoral las usó para recabar la opinión de los ciudadanos para las preguntas del tercer debate presidencial, recibiendo más de 11 mil propuestas.

Estos cambios en la dinámica de la comunicación se ven en los gastos de la mayoría de los candidatos. Así, José Antonio Meade Kuribreña ha gastado 34.4 millones de pesos en publicidad por Internet, equivalente a 19.2% del gasto total que lleva reportado ante el INE.

Ricardo Anaya sigue la misma estrategia, pues ha invertido 63.8 millones de pesos en propaganda en internet, por tan sólo 4.8 millones para la producción de anuncios en radio y televisión. Con estas cifras, destinó 29% de los 219 millones que lleva erogados en publicidad en internet.

Local

Pronostican caída de aguanieve o nieve para mañana

hay hasta un 60 por ciento de posibilidad de precipitación

Región

Liberan vías férreas tras 2 meses de bloqueo

Tras 60 días de mantener el bloqueo en la Estación Consuelo, los campesinos finalmente liberaron los tramos de circulación para los trenes que llevan maquinaria y mercancías

Finanzas

Se caen las ventas en los restaurantes

Al regresar a vender comida sólo para llevar o a domicilio, se perdió el proceso de recuperación que inició con el semáforo amarillo, señalan

Sociedad

Más de mil 200 soldados murieron bajo el mando de Cienfuegos

Agresiones con arma de fuego, accidentes aéreos y automovilísticos y caídas, entre las causas de muerte

Finanzas

La inversión española no se va de México: Antonio Basagoiti

Mejorar el clima de negocios en México puede acelerar la llegada de capital europeo, dice Antonio Basagoiti

Sociedad

Maquilas de la frontera, en alerta roja por rebrote de Covid

En la compañía DataProducts en Mexicali, se han registrado 22 personas contagiadas

Finanzas

ASA le quita a Interjet el crédito para comprar turbosina

Desde abril, la aerolínea tiene que pagar por adelantado el combustible, debido a su deuda con la paraestatal

Política

El PRI no está muerto: Alejandro Moreno

El presidente del partido destacó las victorias electorales que tuvieron en Coahuila e Hidalgo

Sociedad

Aumenta migración de mujeres por violencia de género

De acuerdo con datos de la Comar, la mayoría procede de países como Honduras, El Salvador y Guatemala