/ martes 2 de junio de 2020

Zuckerberg defiende no censurar a Trump

"Estos MATONES están deshonrando la memoria de George Floyd", escribió Donald Trump

El cofundador y consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, defendió la decisión de no tomar ninguna medida respecto a un polémico mensaje del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, compartido en la red social, pese a las protestas de sus empleados.

Según informó la propia compañía, en una charla virtual con trabajadores de la empresa, Zuckerberg volvió a recurrir a la libertad de expresión y a su postura de que Facebook no debe erigirse en "árbitro" de internet para justificar la inacción frente a los comentarios de Trump.

El encuentro online, que originalmente estaba previsto para el jueves, se adelantó precisamente para tratar con carácter de urgencia esta cuestión, después de que ayer varios empleados se rebelasen públicamente contra Zuckerberg y llevasen a cabo un parón online.

La medida de protesta fue un intento de reproducir los parones de actividad que de vez en cuando se celebran en empresas de Silicon Valley como Google, Apple o la propia Facebook cuando los empleados no están de acuerdo con alguna decisión o política de la dirección, y en los que estos abandonan durante unas horas su puesto de trabajo y se concentran en el exterior.

En las circunstancias actuales por la pandemia de Covid-19, sin embargo, prácticamente la totalidad de los trabajadores de Facebook se encuentran trabajando desde casa, por lo que el parón de la actividad y la protesta tuvieron que ser completamente virtuales, lo que dificultó enormemente cuantificar su seguimiento.

El acto del lunes fue la culminación de una serie de quejas compartidas por varios trabajadores de Facebook en las redes sociales durante los últimos días, en que criticaban la decisión de la empresa y la comparaban con lo hecho por Twitter, su rival.

Foto: AFP

El mensaje que originó la polémica fue compartido por Trump en sus cuentas de Facebook y Twitter el pasado viernes y en él se refería a los actos de violencia que se han repetido en varias ciudades de EU desde la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco en Minneapolis (Minnesota).

"Estos MATONES están deshonrando la memoria de George Floyd, y no dejaré que esto pase. Acabo de hablar con el Gobernador (de Minnesota) Tim Walz y le he dicho que el Ejército está con él. Cualquier dificultad y asumiremos el control pero, cuando el saqueo comience, empieza el tiroteo", escribió el mandatario.

Twitter determinó que el mensaje violaba su normativa comunitaria contra contenidos que glorifiquen la violencia, y lo censuró parcialmente, dificultando y en algunos casos impidiendo que los usuarios pudieran leer el tuit e interaccionar con él (por ejemplo, dándole a 'Me Gusta' o escribiendo una respuesta).

En Facebook, sin embargo, el mensaje no sufrió ningún tipo de censura ni se limitó su exposición, y el propio Zuckerberg dijo que, aunque él personalmente rechaza el contenido del mensaje del presidente, este está amparado por la libertad de expresión en la plataforma.

"Mark (Zuckerberg) no lleva razón, y me esforzaré al máximo para que cambie de opinión", escribió en su cuenta de Twitter el director de diseño de producto para la sección de noticias de Facebook, Ryan Freitas.

Como Freitas, otros trabajadores de la empresa de Menlo Park, California, hicieron público su desencuentro con su jefe a lo largo del fin de semana.

Te recomendamos ⬇️

El cofundador y consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, defendió la decisión de no tomar ninguna medida respecto a un polémico mensaje del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, compartido en la red social, pese a las protestas de sus empleados.

Según informó la propia compañía, en una charla virtual con trabajadores de la empresa, Zuckerberg volvió a recurrir a la libertad de expresión y a su postura de que Facebook no debe erigirse en "árbitro" de internet para justificar la inacción frente a los comentarios de Trump.

El encuentro online, que originalmente estaba previsto para el jueves, se adelantó precisamente para tratar con carácter de urgencia esta cuestión, después de que ayer varios empleados se rebelasen públicamente contra Zuckerberg y llevasen a cabo un parón online.

La medida de protesta fue un intento de reproducir los parones de actividad que de vez en cuando se celebran en empresas de Silicon Valley como Google, Apple o la propia Facebook cuando los empleados no están de acuerdo con alguna decisión o política de la dirección, y en los que estos abandonan durante unas horas su puesto de trabajo y se concentran en el exterior.

En las circunstancias actuales por la pandemia de Covid-19, sin embargo, prácticamente la totalidad de los trabajadores de Facebook se encuentran trabajando desde casa, por lo que el parón de la actividad y la protesta tuvieron que ser completamente virtuales, lo que dificultó enormemente cuantificar su seguimiento.

El acto del lunes fue la culminación de una serie de quejas compartidas por varios trabajadores de Facebook en las redes sociales durante los últimos días, en que criticaban la decisión de la empresa y la comparaban con lo hecho por Twitter, su rival.

Foto: AFP

El mensaje que originó la polémica fue compartido por Trump en sus cuentas de Facebook y Twitter el pasado viernes y en él se refería a los actos de violencia que se han repetido en varias ciudades de EU desde la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco en Minneapolis (Minnesota).

"Estos MATONES están deshonrando la memoria de George Floyd, y no dejaré que esto pase. Acabo de hablar con el Gobernador (de Minnesota) Tim Walz y le he dicho que el Ejército está con él. Cualquier dificultad y asumiremos el control pero, cuando el saqueo comience, empieza el tiroteo", escribió el mandatario.

Twitter determinó que el mensaje violaba su normativa comunitaria contra contenidos que glorifiquen la violencia, y lo censuró parcialmente, dificultando y en algunos casos impidiendo que los usuarios pudieran leer el tuit e interaccionar con él (por ejemplo, dándole a 'Me Gusta' o escribiendo una respuesta).

En Facebook, sin embargo, el mensaje no sufrió ningún tipo de censura ni se limitó su exposición, y el propio Zuckerberg dijo que, aunque él personalmente rechaza el contenido del mensaje del presidente, este está amparado por la libertad de expresión en la plataforma.

"Mark (Zuckerberg) no lleva razón, y me esforzaré al máximo para que cambie de opinión", escribió en su cuenta de Twitter el director de diseño de producto para la sección de noticias de Facebook, Ryan Freitas.

Como Freitas, otros trabajadores de la empresa de Menlo Park, California, hicieron público su desencuentro con su jefe a lo largo del fin de semana.

Te recomendamos ⬇️

Local

Conductores ebrios han causado 25 choques mortales durante el 2021

En total personas ebrias al volante provocaron más de 600 accidentes viales en ciudad Juárez durante la primera mitad del año

Local

Anuncian aplicación de segunda dosis para adultos de 50 y más

La inmunización comenzará del lunes 21 de junio hasta el jueves 24 de junio

Gossip

Hay Festival busca abrir la conversación en actividades presenciales

El evento reafirma su compromiso con la difusión de la cultura y la literatura, a través de una edición híbrida, y preparan libro de memorias

Gossip

Redefinen rol de las mujeres skates en serie Betty

El colectivo femenil Skate Kitchen continúa su lucha contra los estereotipos y presentan la segunda temporada de su serie Betty 

Sociedad

Con amenazas, cártel recluta a pobladores de Buenavista, Michoacán

Cárteles Unidos busca detener la movilización de una célula de Jalisco Nueva Generación que presuntamente ingresó el miércoles a la zona; en cada puesto de control, visibles 40 hombres armados

Gossip

Dos cosas ocurrieron en Allende: Los asesinatos y el silencio: James Schamus

El productor James Schamus platica con El Sol de México sus razones para realizar la serie de Somos. sobre la masacre de Allende, Coahuila 

Cine

Premian al “escritor que hace cine”

Gonzalo Suárez recibe el Premio Luis Buñuel de la 49ª edición de Festival de Huesca