/ martes 7 de enero de 2020

DESGARRES MORENOS

En la lucha intestina de MORENA Chihuahua, los aspirantes apenas comienzan a mostrar sus garras y colmillos para destrozarse entre sí.

Principalmente en la contienda por la candidatura para gobernador.

Todos piensan en Cruz Pérez Cuéllar y Juan Carlos Loera como los únicos aspirantes con posibilidad para conseguir la candidatura. Pero hay otros jugadores que se disponen a pelear por lo suyo.

Todos tienen la seguridad de traer las canicas suficientes para llevarse la candidatura.

Yo anotaría otros cuatro visibles, y uno más, por lo pronto, imperceptible.

Echemos un ojo a los visibles.

Luisa María Alcalde

Rafael Espino

Víctor Quintana

Bertha Caraveo

El imperceptible, por el momento, es el doctor Alejandro Díaz.

No descarte usted a ninguno todavía. Las jugadas comienzan a manejarse desde que se partió la rosca de Reyes.

Los ortodoxos de MORENA dicen... "No le busques tres pies al gato. La decisión estará en los delegados del consejo. Y el 95% los trae Juan Carlos Loera."

Los menos crédulos aseguran que en la convención, el debate llevará a tomar la salomónica decisión de irse a la encuesta fatal y ahí ganaría Cruz Pérez Cuéllar. Pero yo pienso que Loera trae el power para inducir por dónde se hagan las preguntas.

Pero hay otras jugaditas.

¿Qué tal si MORENA quisiera hacer alianza con otro partido?

Ahí entran los demás jugadores a buscar su posicionamiento.

Y según mis antenitas de vinil, de darse esta opción, la mejor oportunidad la tendría, Alejandro Díaz, pues trae el posible amarre con Movimiento Ciudadano, PAN, y el nuevo PES. Capital político que llevaría a MORENA para arrasar de calle.

Movimiento Ciudadano trae la cosquillita de irse solo por la gubernatura. ¿Cómo? Con el Caballo Lozoya, con quien ya hay un posible amarre.

O quizás con Cruz Pérez Cuéllar. Ya le están midiendo el agua a los camotes. De hecho por eso está metido ya en la operación político-electoral, Javier Mendoza quien es el Coordinador de la Zona Noroeste, pero no se mandan solos. Las decisiones cupulares mandan.

En el PAN, por ejemplo, si se emperra Corral en meter con calzador a Madero, o a Alejandra de la Vega, es posible que se vayan hasta el último lugar en la elección.

Si fuera Maru Campos, estaría en segundo o tercer lugar.

Pero si negocian una alianza perra, los panistas se dan un refrescante baño de triunfo. Aunque sea en coalición.

De las alcaldías, diputaciones, y regidurías, hablamos luego.

Igualmente hablaremos luego de los aspirantes de otros partidos. Y obviamente de los independientes.

En la lucha intestina de MORENA Chihuahua, los aspirantes apenas comienzan a mostrar sus garras y colmillos para destrozarse entre sí.

Principalmente en la contienda por la candidatura para gobernador.

Todos piensan en Cruz Pérez Cuéllar y Juan Carlos Loera como los únicos aspirantes con posibilidad para conseguir la candidatura. Pero hay otros jugadores que se disponen a pelear por lo suyo.

Todos tienen la seguridad de traer las canicas suficientes para llevarse la candidatura.

Yo anotaría otros cuatro visibles, y uno más, por lo pronto, imperceptible.

Echemos un ojo a los visibles.

Luisa María Alcalde

Rafael Espino

Víctor Quintana

Bertha Caraveo

El imperceptible, por el momento, es el doctor Alejandro Díaz.

No descarte usted a ninguno todavía. Las jugadas comienzan a manejarse desde que se partió la rosca de Reyes.

Los ortodoxos de MORENA dicen... "No le busques tres pies al gato. La decisión estará en los delegados del consejo. Y el 95% los trae Juan Carlos Loera."

Los menos crédulos aseguran que en la convención, el debate llevará a tomar la salomónica decisión de irse a la encuesta fatal y ahí ganaría Cruz Pérez Cuéllar. Pero yo pienso que Loera trae el power para inducir por dónde se hagan las preguntas.

Pero hay otras jugaditas.

¿Qué tal si MORENA quisiera hacer alianza con otro partido?

Ahí entran los demás jugadores a buscar su posicionamiento.

Y según mis antenitas de vinil, de darse esta opción, la mejor oportunidad la tendría, Alejandro Díaz, pues trae el posible amarre con Movimiento Ciudadano, PAN, y el nuevo PES. Capital político que llevaría a MORENA para arrasar de calle.

Movimiento Ciudadano trae la cosquillita de irse solo por la gubernatura. ¿Cómo? Con el Caballo Lozoya, con quien ya hay un posible amarre.

O quizás con Cruz Pérez Cuéllar. Ya le están midiendo el agua a los camotes. De hecho por eso está metido ya en la operación político-electoral, Javier Mendoza quien es el Coordinador de la Zona Noroeste, pero no se mandan solos. Las decisiones cupulares mandan.

En el PAN, por ejemplo, si se emperra Corral en meter con calzador a Madero, o a Alejandra de la Vega, es posible que se vayan hasta el último lugar en la elección.

Si fuera Maru Campos, estaría en segundo o tercer lugar.

Pero si negocian una alianza perra, los panistas se dan un refrescante baño de triunfo. Aunque sea en coalición.

De las alcaldías, diputaciones, y regidurías, hablamos luego.

Igualmente hablaremos luego de los aspirantes de otros partidos. Y obviamente de los independientes.

miércoles 12 de febrero de 2020

Gasolineros en pugna

martes 28 de enero de 2020

La Forma es Fondo

lunes 13 de enero de 2020

Detallitos sobre la gira

viernes 10 de enero de 2020

La biopolítica

martes 07 de enero de 2020

DESGARRES MORENOS

martes 31 de diciembre de 2019

Gerontofóbicos

miércoles 18 de diciembre de 2019

Escaques Vacíos

martes 10 de diciembre de 2019

Foro Federalismo Fiscal

miércoles 04 de diciembre de 2019

Mujeres en el Notariado

miércoles 27 de noviembre de 2019

El "PAQUETE"... Sus recortes; y las rabietas.

Cargar Más