/ viernes 31 de mayo de 2024

La capacidad de elegir correctamente

Sabemos, que la elección de una persona para ocupar un puesto político, es un proceso colectivo, bajo el supuesto de igualdad, así como los derechos de expresión, asociación y libertad; considerados como un principio primordial de las democracias. Este proceso de selección, ha sido calificado como un derecho universal, secreto e igualitario fincado en el voto.

Así que cualquier persona, puede elegir sin importar raza, religión, género, orientación sexual o nivel socioeconómico. Porque el voto, si no es libre, simplemente no es voto; ya que es la esencia de la democracia.

El antecedente del registro más antiguo, que reconoce el derecho femenino al voto, en igualdad al masculino, ocurrió en 1893, en Nueva Zelanda. Suiza, por ejemplo; reconoció a las mujeres para ejercer el voto, hasta 1971.En el caso de México, las mujeres no podían votar; ya que se pensaba que podrían ser influenciadas, y acabarían votando por quien sus maridos, o párrocos quisieran.

De tal forma, que la participación de las mujeres en nuestro país, refleja el arduo trabajo, lucha y organización, que han realizado para defender sus derechos individuales o colectivos, y así ser parte de los procesos políticos y sociales de nuestro país.

Sin embargo, en muchas regiones, aún siguen marginadas a las esferas del poder. Recordemos que la libertad, es una cualidad del ser humano, y no sólo por el concepto, sino por el significado que representa, en el difícil arte de elegir.

Tenemos libertad, para tomar decisiones sobre lo que elegimos, y lo que realmente queremos, aunque en algunas ocasiones no siempre sean las más convenientes; pero también es importante considerar, que debemos tomar nuestra responsabilidad, sin pretender culpar a nadie.

Fueron los antiguos filósofos quienes se encargaron de hacer entendible el significado de “la libertad”, tema del que muchos hablan, pero curiosamente este término, sobre todo en nuestro país, cada quien lo interpreta de acuerdo a costumbres, edad, género y escolaridad.

Además, que las habilidades y el conocimiento, también influyen, cuando se trata de elegir o de tomar decisiones, dentro de esa libertad adquirida o aprendida.

De acuerdo a especialistas en un mundo globalizado, para tener libertad, es necesario tener acceso a más información.

Pero debemos tomar en cuenta que los seres humanos nos mostramos sensibles frente a un aprendizaje en el momento de elegir o tomar una decisión.

Y en el caso del derecho al voto de las mujeres en México, recordemos que esta visión, surgió con Elvia Carrillo Puerto, líder feminista, quien nació en Motul, Yucatán, el 6 de diciembre de 1878, quien fue conocida como “La monja roja del Mayab”, por consagrar su vida a los ideales, derechos y el sufragio de la mujer en México.

Además de ser maestra y poeta, se destacó por su discurso en favor del control de la natalidad, la libertad sexual, el divorcio, incluso en contra de la opresión religiosa de aquella época.

Fue hasta 1947, con la presidencia de Miguel Alemán, cuando se aprobó el derecho del voto de la mujer en las elecciones municipales en México.

Elvia Carrillo Puerto, finalmente se vio recompensada durante el mandato Presidencial de Adolfo Ruiz Cortines, cuando fue modificado el artículo 34 de la Constitución, para otorgar la igualdad de derechos políticos a las mujeres mexicanas, incluyendo desde luego suderecho al sufragio.

Elvia Carrillo Puerto murió en la Ciudad de México, el 15 de abril de 1968, cuando tenía 89 años de edad.

Sabemos que aún falta mucho por hacer, para que la mujer ejerza plenamente sus principios y derechos; sin embargo, debemos retomar algo tan simple, como es el “respeto” un valor básico y primordial que debemos multiplicar en casa y que por supuesto vincula a todas las culturas.

Sin duda, en esta elección de junio de 2024 es importante darle el verdadero valor a la libertad de la que gozamos, sobre todo por los tiempos desordenados y caóticos que estamos viviendo.

Así que estimado lector, usted toma la decisión de elegir.

Sabemos, que la elección de una persona para ocupar un puesto político, es un proceso colectivo, bajo el supuesto de igualdad, así como los derechos de expresión, asociación y libertad; considerados como un principio primordial de las democracias. Este proceso de selección, ha sido calificado como un derecho universal, secreto e igualitario fincado en el voto.

Así que cualquier persona, puede elegir sin importar raza, religión, género, orientación sexual o nivel socioeconómico. Porque el voto, si no es libre, simplemente no es voto; ya que es la esencia de la democracia.

El antecedente del registro más antiguo, que reconoce el derecho femenino al voto, en igualdad al masculino, ocurrió en 1893, en Nueva Zelanda. Suiza, por ejemplo; reconoció a las mujeres para ejercer el voto, hasta 1971.En el caso de México, las mujeres no podían votar; ya que se pensaba que podrían ser influenciadas, y acabarían votando por quien sus maridos, o párrocos quisieran.

De tal forma, que la participación de las mujeres en nuestro país, refleja el arduo trabajo, lucha y organización, que han realizado para defender sus derechos individuales o colectivos, y así ser parte de los procesos políticos y sociales de nuestro país.

Sin embargo, en muchas regiones, aún siguen marginadas a las esferas del poder. Recordemos que la libertad, es una cualidad del ser humano, y no sólo por el concepto, sino por el significado que representa, en el difícil arte de elegir.

Tenemos libertad, para tomar decisiones sobre lo que elegimos, y lo que realmente queremos, aunque en algunas ocasiones no siempre sean las más convenientes; pero también es importante considerar, que debemos tomar nuestra responsabilidad, sin pretender culpar a nadie.

Fueron los antiguos filósofos quienes se encargaron de hacer entendible el significado de “la libertad”, tema del que muchos hablan, pero curiosamente este término, sobre todo en nuestro país, cada quien lo interpreta de acuerdo a costumbres, edad, género y escolaridad.

Además, que las habilidades y el conocimiento, también influyen, cuando se trata de elegir o de tomar decisiones, dentro de esa libertad adquirida o aprendida.

De acuerdo a especialistas en un mundo globalizado, para tener libertad, es necesario tener acceso a más información.

Pero debemos tomar en cuenta que los seres humanos nos mostramos sensibles frente a un aprendizaje en el momento de elegir o tomar una decisión.

Y en el caso del derecho al voto de las mujeres en México, recordemos que esta visión, surgió con Elvia Carrillo Puerto, líder feminista, quien nació en Motul, Yucatán, el 6 de diciembre de 1878, quien fue conocida como “La monja roja del Mayab”, por consagrar su vida a los ideales, derechos y el sufragio de la mujer en México.

Además de ser maestra y poeta, se destacó por su discurso en favor del control de la natalidad, la libertad sexual, el divorcio, incluso en contra de la opresión religiosa de aquella época.

Fue hasta 1947, con la presidencia de Miguel Alemán, cuando se aprobó el derecho del voto de la mujer en las elecciones municipales en México.

Elvia Carrillo Puerto, finalmente se vio recompensada durante el mandato Presidencial de Adolfo Ruiz Cortines, cuando fue modificado el artículo 34 de la Constitución, para otorgar la igualdad de derechos políticos a las mujeres mexicanas, incluyendo desde luego suderecho al sufragio.

Elvia Carrillo Puerto murió en la Ciudad de México, el 15 de abril de 1968, cuando tenía 89 años de edad.

Sabemos que aún falta mucho por hacer, para que la mujer ejerza plenamente sus principios y derechos; sin embargo, debemos retomar algo tan simple, como es el “respeto” un valor básico y primordial que debemos multiplicar en casa y que por supuesto vincula a todas las culturas.

Sin duda, en esta elección de junio de 2024 es importante darle el verdadero valor a la libertad de la que gozamos, sobre todo por los tiempos desordenados y caóticos que estamos viviendo.

Así que estimado lector, usted toma la decisión de elegir.

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 31 de mayo de 2024

La capacidad de elegir correctamente

“Lo más sencillo, es aquello que aceptamosmy nos permite comprender lo más complejo para poder convivir como sociedad”- Rosario Castellanos

Roberto Espíndola

viernes 03 de mayo de 2024

La cultura de Sigmund Freud

“La belleza, la limpieza y el orden, ocupan evidentemente un lugar particular entre los requisitos culturales”.

Roberto Espíndola

Cargar Más