/ viernes 17 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Lo que viene

Se han efectuado ya los relevos en las administraciones estatal y municipal y creo que estamos en la antesala de un buen tiempo para Juárez. Tanto la gobernadora como el alcalde son sujetos políticos, y saben utilizar la función pública para mejorar su posicionamiento en esa arena.

La gobernadora es consciente que el único lugar donde fue, no digamos derrotada, avasallada, fue precisamente esta frontera, por lo que deberá centrar aquí buena parte de su actividad política, sobre todo si pretende recuperar algunas de las ocho diputaciones que Morena obtuvo en la pasada elección para garantizarse una mayoría calificada. Ese interés ya se manifestó al rendir protesta pública del cargo en un evento en la plaza de la mexicanidad, aunque resulta contradictorio que no haya regresado dos días después al mismo lugar para presenciar la del ayuntamiento.

Con todo lo que pueda decirse de la pasada administración, lo cierto es que dio a nuestra ciudad un trato presupuestal como nunca antes lo tuvo. Cerca de siete mil millones de pesos se invirtieron en nuestra ciudad en todos los rubros, algunos, sí, obligaciones propias de la esfera estatal como educación, salud y justicia; pero en su mayoría se invirtió de manera solidaria y subsidiaria en la infraestructura municipal, parques para el esparcimiento comunitario, vías de comunicación y obras para solucionar los problemas de inundaciones y encharcamientos en la vía pública.Es precisamente en esos temas donde encontrará un amplio campo de acción.

Los rezagos de infraestructura urbana en la ciudad son inacabables en el lapso de una administración, y para una municipal son inconmensurables, sólo con la coparticipación de todos los niveles de gobierno nuestra ciudad podrá ir resolviendo sus problemas y acercarse al nivel que los laboriosos juarenses merecen.

En ese sentido me entusiasma la designación del Dr. Ibañez como representante de la gobernadora. Oscar no solamente fue parte importante en el plan de inversión estatal ejecutado en Juárez, sino que profesa esa filosofía urbana que debe guiar la inversión pública para elevar los niveles de bienestar de los habitantes de la ciudad.

Cuando se decidió invertir en el drenaje pluvial para la ciudad se calculaba que cada año se gastan más de doscientos millones de pesos en reparar las afectaciones que las lluvias causan en la infraestructura urbana, y esto sin considerar riesgos para las personas y sus bienes, la pérdida de horas de trabajo por los retrasos y las molestias que demeritan su bienestar.Por ello confío en que se siga atendiendo la solución de esos problemas y también espero se continúe invirtiendo en todas las vertientes de movilidad, especialmente en la colectiva.

La consolidación del sistema integrado de transporte que conecte totalmente los diferentes sectores de la ciudad, que estandarice los niveles de servicio, tiempos de recorrido y tarifas, le dará a Juárez un nuevo nivel de competitividad, y tiene un impacto directo en el nivel de vida de los habitantes al mejorar la forma de trasladarse y reducir los tiempos, disminuyendo así los niveles de estrés colectivo que tantos problemas causan a las personas en su vida diaria. Claro, son inversiones costosas, molestas y en ocasiones poco lucidoras, pero son indispensables si lo que se quiere es que la población viva mejor.

El siguiente gran paso es sistematizar el servicio de transporte de personal, que surgió por necesidad y como una excepción ante la inexistencia de un transporte público confiable, y hoy congestiona y desgasta las calles de la ciudad, pero de eso le hablo en otra ocasión.

Si la gobernadora quiere aumentar su base electoralme parece que su opción es enfocarse en quienes la apoyaron con su voto, establecer con ellos una comunicación que los lleve a convertirse en difusores y reclutadores de un mayor número de votantes. Si se pretende establecer una estrategia de generación de adeptos mediante el manejo de programas sociales es mejor no hacerlo.

En primer lugar porque el alcalde Pérez y su partido son mucho más avezadosen ese tipo de ejecuciones. Además, la historia nos dice que el último gobernante panista que lo intentó (y que por cierto, utilizaba los servicios del mismo asesor de campaña que la hoy gobernadora contrató para la suya), fue precisamente el último gobernante panista de la frontera, y desde entonces el partido no ha podido levantar bandera.

Por su parte el alcalde tiene pretensiones para nada secretas, él busca ser gobernador, y sabe que para ponerse en posición de competir primero tiene que reelegirse, validando con su actuación la gran votación recibida; y de conseguirlo tendrá que hacer una segunda administración mejor para llegar fuerte a la ventana de oportunidad; ya vio como se desinfló su predecesor y tuvo que conformarse con una diputación pluri.

Y de esa dinámica de competencia política espero que surjan muchas cosas buenas para nuestra ciudad.

No acostumbro utilizar estos espacios para abordar temas personales pero entiendo que el alcalde Pérez se ha venido refiriendo a mi pasada actuación como funcionario estatal. Al inicio consideré que sus manifestaciones provenían de su ignorancia (cuando acudió ante uno de los organismos empresariales de la ciudad admitió desconocer que los recursos captados en los puentes fronterizos únicamente pueden ser invertidos en Juárez), pero su insistencia parece ya un tema personal.

Desde luego que como primera autoridad y representante legítimo de los juarenses, tiene todo el derecho de revisar lo realizado por esa importante entidad, ojalá lo haga, ahí encontrará un gran ejemplo de como invertir eficientemente y generar infraestructura productiva. Si realmente le interesa el desarrollo de la ciudad, le invito un café y seguimoshablando de…

Lo que viene

Se han efectuado ya los relevos en las administraciones estatal y municipal y creo que estamos en la antesala de un buen tiempo para Juárez. Tanto la gobernadora como el alcalde son sujetos políticos, y saben utilizar la función pública para mejorar su posicionamiento en esa arena.

La gobernadora es consciente que el único lugar donde fue, no digamos derrotada, avasallada, fue precisamente esta frontera, por lo que deberá centrar aquí buena parte de su actividad política, sobre todo si pretende recuperar algunas de las ocho diputaciones que Morena obtuvo en la pasada elección para garantizarse una mayoría calificada. Ese interés ya se manifestó al rendir protesta pública del cargo en un evento en la plaza de la mexicanidad, aunque resulta contradictorio que no haya regresado dos días después al mismo lugar para presenciar la del ayuntamiento.

Con todo lo que pueda decirse de la pasada administración, lo cierto es que dio a nuestra ciudad un trato presupuestal como nunca antes lo tuvo. Cerca de siete mil millones de pesos se invirtieron en nuestra ciudad en todos los rubros, algunos, sí, obligaciones propias de la esfera estatal como educación, salud y justicia; pero en su mayoría se invirtió de manera solidaria y subsidiaria en la infraestructura municipal, parques para el esparcimiento comunitario, vías de comunicación y obras para solucionar los problemas de inundaciones y encharcamientos en la vía pública.Es precisamente en esos temas donde encontrará un amplio campo de acción.

Los rezagos de infraestructura urbana en la ciudad son inacabables en el lapso de una administración, y para una municipal son inconmensurables, sólo con la coparticipación de todos los niveles de gobierno nuestra ciudad podrá ir resolviendo sus problemas y acercarse al nivel que los laboriosos juarenses merecen.

En ese sentido me entusiasma la designación del Dr. Ibañez como representante de la gobernadora. Oscar no solamente fue parte importante en el plan de inversión estatal ejecutado en Juárez, sino que profesa esa filosofía urbana que debe guiar la inversión pública para elevar los niveles de bienestar de los habitantes de la ciudad.

Cuando se decidió invertir en el drenaje pluvial para la ciudad se calculaba que cada año se gastan más de doscientos millones de pesos en reparar las afectaciones que las lluvias causan en la infraestructura urbana, y esto sin considerar riesgos para las personas y sus bienes, la pérdida de horas de trabajo por los retrasos y las molestias que demeritan su bienestar.Por ello confío en que se siga atendiendo la solución de esos problemas y también espero se continúe invirtiendo en todas las vertientes de movilidad, especialmente en la colectiva.

La consolidación del sistema integrado de transporte que conecte totalmente los diferentes sectores de la ciudad, que estandarice los niveles de servicio, tiempos de recorrido y tarifas, le dará a Juárez un nuevo nivel de competitividad, y tiene un impacto directo en el nivel de vida de los habitantes al mejorar la forma de trasladarse y reducir los tiempos, disminuyendo así los niveles de estrés colectivo que tantos problemas causan a las personas en su vida diaria. Claro, son inversiones costosas, molestas y en ocasiones poco lucidoras, pero son indispensables si lo que se quiere es que la población viva mejor.

El siguiente gran paso es sistematizar el servicio de transporte de personal, que surgió por necesidad y como una excepción ante la inexistencia de un transporte público confiable, y hoy congestiona y desgasta las calles de la ciudad, pero de eso le hablo en otra ocasión.

Si la gobernadora quiere aumentar su base electoralme parece que su opción es enfocarse en quienes la apoyaron con su voto, establecer con ellos una comunicación que los lleve a convertirse en difusores y reclutadores de un mayor número de votantes. Si se pretende establecer una estrategia de generación de adeptos mediante el manejo de programas sociales es mejor no hacerlo.

En primer lugar porque el alcalde Pérez y su partido son mucho más avezadosen ese tipo de ejecuciones. Además, la historia nos dice que el último gobernante panista que lo intentó (y que por cierto, utilizaba los servicios del mismo asesor de campaña que la hoy gobernadora contrató para la suya), fue precisamente el último gobernante panista de la frontera, y desde entonces el partido no ha podido levantar bandera.

Por su parte el alcalde tiene pretensiones para nada secretas, él busca ser gobernador, y sabe que para ponerse en posición de competir primero tiene que reelegirse, validando con su actuación la gran votación recibida; y de conseguirlo tendrá que hacer una segunda administración mejor para llegar fuerte a la ventana de oportunidad; ya vio como se desinfló su predecesor y tuvo que conformarse con una diputación pluri.

Y de esa dinámica de competencia política espero que surjan muchas cosas buenas para nuestra ciudad.

No acostumbro utilizar estos espacios para abordar temas personales pero entiendo que el alcalde Pérez se ha venido refiriendo a mi pasada actuación como funcionario estatal. Al inicio consideré que sus manifestaciones provenían de su ignorancia (cuando acudió ante uno de los organismos empresariales de la ciudad admitió desconocer que los recursos captados en los puentes fronterizos únicamente pueden ser invertidos en Juárez), pero su insistencia parece ya un tema personal.

Desde luego que como primera autoridad y representante legítimo de los juarenses, tiene todo el derecho de revisar lo realizado por esa importante entidad, ojalá lo haga, ahí encontrará un gran ejemplo de como invertir eficientemente y generar infraestructura productiva. Si realmente le interesa el desarrollo de la ciudad, le invito un café y seguimoshablando de…

ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 07 de octubre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

jueves 30 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 24 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 17 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

jueves 09 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 03 de septiembre de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 13 de agosto de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 06 de agosto de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 30 de julio de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

viernes 23 de julio de 2021

Y hablando de…

Sergio Madero

Cargar Más